Blogia

aureal

Auяeal is...

Image Hosted by ImageShack.us

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Una complicación menos

Image Hosted by ImageShack.us

"Mein Lieber A. Sehen sie mich! Sehen sie mich! Das monstrum in meinen, Selbst ist so grob geworder!"

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

Y así acaba todo.

Voy a cerrar el blog. Por razones personales. Ultimamente todo se escora a mi alrededor y este blog se ha convertido en su propia némesis, un lastre.

Así no. Ya no tiene que ver con lo que yo imaginaba al principio. Ya no es mío. Forma parte de algo que no soy yo. Lo que digo en él me parece bobo y forzado por una inercia temática. Devorándose a mí mismo. No puedo seguir así. Tengo el resto del día para sentirme estúpido por lo que este refugio no debe ser una variante de esa rutina. No puedo entrar aquí para sentirme mal.

Nada de afectación ni tonterías, porque insisto en que si lo hago es sólo por mí y mi higiene mental. Todos aquellos de vosotros que valéis (y lo sabéis) vais a seguir contando con mi aprecio, mi afecto y mi atención. Aunque no veais mi nombre.

Tengo que atar un par de cabos y además puede haber alguien que tenga curiosidad en leer algún post que le falte. Así que dentro de un par de días apagaré las luces.

Y todo volverá a ser como en el espacio.

Its cold outside,
There's no kind of atmosphere,
I'm all alone,
More or less.
Let me fly,
Far away from here,
Fun, fun, fun,
In the sun, sun, sun.

I want to lie,
Shipwrecked and comotoase,
Drinking fresh,
Mango juice,
Goldfish shoals,
Nibbling at my toes,
Fun, fun, fun,
In the sun, sun, sun,
Fun, fun, fun,
In the sun, sun, sun.

Roja y Negra



Cuando las letras de una canción no dicen lo que quieres oir siempre puedes pintarlas con las imágenes que quieres ver. Si el imaginario es triste y oscuro serán esos retales los que den cuerpo al sonido.

-

Rasputina o Gothica podrían ser los coros griegos para las desventuras de Ginger y Brigitte.

¿Qué hacen estas hermanas fuera de su tiempo? ¿Por qué camina Ginger de nuevo? ¿De dónde vienen? El último capítulo de su historia las ha arrancado de nuestra era para arrojarlas al siglo XIX. Todo es distinto, todo es lo mismo. El entorno urbano es ahora un bosque interminable, el feudo original de su Ser. La sorpresa (o el reencuentro) es que ellas son las de siempre. La sardónica Ginger y la avispada Brigitte. Las mismas, las únicas a lo largo de todos los años.

-

Otra llamada Sarah ya lo dijo antes: "imagina el tiempo no como una línea recta, sino como si fuera un rollo de película. Enrollado sobre sí mismo, los fotogramas que van en sucesión en realidad coinciden unos con otros" La historia de estas hermanas transita el mismo recorrido: Ginger ha de sucumbir ante el poder de la bestia y su hermana no puede tardar en seguirla al abismo.

-

Dualidad. Una no es nadie sin la otra. Las fuerzas flaquean cuando una hermana se aleja de su compañera. Asi lo muestra la decadencia de aquellos que han perdido su contrapartida de apoyo y afecto. Su poder unidas supera el momento y arrasa con los testigos. Son una fuerza natural, dos necesarios ángeles aniquiladores.

-

Lo que cuenta el capítulo menos sustancioso pero concreto de estas compañeras lleva a una verdadera comprensión. Esta nunca ha sido la historia de una bestia, o de una maldición. Al final hay algo más tras esa seducción que las hace arquetípicamente deseables, algo oculto tras toda la matanza que mancha sus vestidos. Más allá de la pasión y la y muerte lo que subyace es su amor incondicional, un lazo que va más allá de la misma sangre.

-

Juntas para siempre mientras todo se destruye a su alrededor. Condenadas a traer la decadencia a cuanto las rodea. Unidas para recorrer el mismo camino de sabiduría recuperada. Bendecidas con un vínculo inquebrantable y eterno.

-

¿Me se oye?

¿Me se oye?

Homer, hoy: ”todo el mundo sabe que el rock alcanzó la perfección en el 78. ¡Estos grupos no los conoce nadie! ¿Sonic Youth? ¿Nine Inch Nails?”

No hablo bastante de música. Eso está mal. Mal no, fatal. Aquí faltan guitarras, furgonetas, coros, más guitarras, botellazos en la cabeza, camisetas ofensivas, chicas con vinilo dándose el lote, guitarras, camisas de cuadros, mandiles de cenobita, ghoulinas... De todo y en cantidades industriales. Eso y otros cuantos cambios.

1.- Tamaño total de archivos de música en tu ordenador:

10 gigas. Perro como soy, aunque lo vuelque todo al Creative luego pasan las semanas sin que lo grabe.

2.- Último disco que te compraste:

Image Hosted by ImageShack.us Lullabies to Paralyze, - Queens of the Stone Age.. La versatilidad hecha guitarra. Cuando van bien en un tema, siempre están en un tris de meter la pata. Pero no, ahí siguen. Musicazos. Justo lo que necesitas si no le coges el punto a Kyuss y Mark Lannegan te cansa o asusta.

3.- Canción que estás escuchando en este momento:

Image Hosted by ImageShack.us Más Queenies. No me quito de la cabeza su versión del Never Say Never de los Romeo Void, para la banda sonora de Punisher. Que por cierto es la mejor recopilación motion-picturesca reciente.

4.- Cinco canciones que escuchas mucho y que tienen significado para ti:

Me han salido seis a bote pronto, así que lo dejo tal cual. No creo que las canciones más especiales sean las que escuchas más a menudo. Más bien al contrario. Pero bueno, siendo ecléctico y sincero…

Image Hosted by ImageShack.us CHRISTIAN WOMAN

Bloody Kisses – Type O Negative


La canción y el disco que, junto a N.K. y otras desventuras marcaron un verano, congelado en el tiempo como reflejo de lo que no volverá. Yo me ponía dramático escuchándolos (también hay motivos, pero bueno), hasta que descubrí de qué hablaban… Ay Pete, Pete, que se te perdona todo.

Image Hosted by ImageShack.us THE MAY SONG

Nighttime Birds – The Gathering


Este disco es una tierra de nadie entre la intensidad de Mandylion y el exceso del viraje triprockero de How to Measure a Planet. Incluso The May Song es una rareza, con un sonido que no han vuelto a retomar desde entonces. Annie se mueve entre esos dos polos, lo dulce y lo desgarrado, saltando de uno a otro sin diferencia… Uf, que se me pira la pinza. Leaves es mucho más importante, pero The May Song fue una canción bucle.

Image Hosted by ImageShack.us FACE TO FACE

Siouxsie and the Banshees – Batman Retuns OST


De ser justo diría que me gusta mucho más Dear Prudence, pero en su día fue este tema el que me lanzó a los brazos de la escuchimizada Susan. Los arreglillos de Danny Elfman no quedan mal y la letra es una maravilla. Todo pese a estar en algo relacionado con el insufrible Burton. Pero era 1992 y yo tenía poco criterio y ganas de oscuridad…

Image Hosted by ImageShack.us DIGGING THE GRAVE

King for a Day, Fool for a Lifetime - Faith No More


Se acercaba su final y se daban prisa en las canciones, muchas veces disparando a ciegas. Esta es de las que dio en el blanco, y condensa bastante bien lo mejor de su sonido, con esos cambios de ritmo que te pillaban por sorpresa. No es la mejor, pero sí la más especial. Como todo este disco.

Image Hosted by ImageShack.us THE CROW

Original Motion Picture Soundtrack

Según el calendario han pasado doce años desde que se estrenó esta película, once en nuestro país. Para un icono generacional que tengo no lo iba a pasar por alto, aunque sólo la escuche en momentos puntuales. Una banda sonora que forma en realidad una única gran canción, y cuyos temas se convirtieron para mí en los mejores singles de cada banda. Todas valen.

Image Hosted by ImageShack.us SUMMER

Grey Will Fade - Charlotte Hatherley

La nota actual la pone esta morena con cara de conejo. Un disco amable y buenrollista, pero que si funciona es porque detrás hay alguien con tablas. Y suena mucho mejor que casi todo lo de Ash. Y sin obviedades en las letras.

5.- Cinco pringaos a los que les pasas el turno:

Bueno, vamos a probar: Viru, Carolina, la Señorita Ten Brinken, Trashi, Auro y Diana, JQ, y para redondear a los seis, cualquiera que me lea, tenga un blog pero no esté aún enlazado. Hale.

Se jodió la Nochebuena, se jodió la Navidad

Se jodió la Nochebuena, se jodió la Navidad

(Actualizado 4 - 6 - 05)

X-Men 3 va camino del abismo. La promesa en los corazones de los seguidores, que deseabamos ver a Fenix arrasando planetas, se ha ido al garete. Matthew Vaughn ha salido por patas, desbordado por un plazo imposible de cumplir. La gracia es que esa fecha (Mayo del 2006) sigue en pie. Y para seguir adelante con ese absurdo, ¿qué mejor que un director mercenario? Los candidatos son el insípido realizador de Tras la línea enemiga o el calzonazos de Hora Punta.

Ha habido algún impresentable americano que afirma que el director da igual. Payaso. Singer se esforzó por aportar matices, motivaciones, significados, desarrollo. Palabras de más de dos sílabas incomprensibles para esos matones candidatos.

La mayoría de ustedes sabrán que X-Men 3 estaba en manos de un director inglés casi desconocido, Matthew Vaughn, catador de pintas y Sancho Panza de Guy Ritchie antes de casarse con la arpía esa. Ya se hablará de Layer Cake, estupenda historia de bajos fondos ingleses, y que le valió a Vaughn el timón de esta jugosa franquicia.

Tras ver la película tenemos da una idea de por qué le eligieron. Somera, pero hay está: una estupenda interacción entre todos los personajes, sin que ninguno quede deslucido. Más allá de eso resulta inexplicable la valiente elección de la Fox, fruto quizás de unas prisas ante el Superman entendedor que se atisba en el horizonte. Pero... Bueno, al darle las riendas a Vaughn también le han dado la llave maestra de la ciudad. Y como en aquel episodio de Los Simpsons, antes de que la presión le pudiera Matt se dedicaba a entrar en todas las casas que quiere y elegir lo que le viene en gana. El casting, que no sé si se mantendrá, se perfilaba así:

David Anders - Angel

Image Hosted by ImageShack.us Image Hosted by ImageShack.us

¿A quién no le mola Sark? Es un hijo de puta refinado e inteligente que supone la sublimación del cabrón carismático que ocupa nuestro lugar. Un matiz estupendo para un personaje tan plano como Warren Worthington. Lo malo es que está por confirmar... En todo caso, de ser él y si el toque inglés se lleva a sus últimas consecuencias, podríamos ver escenas como un Angel despertando en su cama con sábanas de saten, agitando las alas entre tres o cuatro pibas y con cara de desconcierto y resaca. ¡Eso es un millonario! ¡Ese es Sark!

Vinnie Jones - Juggernaut

Image Hosted by ImageShack.us Image Hosted by ImageShack.us

Empieza el choteo. Vinnie Jones es la leche, y si no estás de acuerdo te va a partir la cara. Bueno, tal vez lo haga de todos modos. ¿Cómo coño va a llenar la armadura de Cain? ¿saldrá Crisito? Da igual, porque ya ha hecho suyo el papel: chuleando a los X-Men, con insultos en inglés farfullado, tomándole el pelo a su hermanastro Chuck con chistes de paralíticos...

Kelsey Grammer - La Bestia

Image Hosted by ImageShack.us Image Hosted by ImageShack.us

Aquí me entró la risa. Pero es que va en serio: se acaba de hacer oficial. El puto Frasier va a ser The Real McCoy. ¡El Actor Secundario Bob miembro de los X-Men! Y aun así... encaja. Los speechs de este psiquiatra son calcados a los circumloquios pedantes de Hank McCoy. Ambos usan su verborrea cultural para enmascarar sus taras y miedos. Hasta ahí bien, pero es que este tío ya no cumple los 50, y no le veo para muchas cabriolas o sujetandose de una barra por los pies. Leche, es que no creo ni que pueda caminar sobre los nudillos diez minutos seguidos. Ni la CGI ni las protésis pueden tanto. Pero ea, que sí, que me vale.

Fin de siglo

Image Hosted by ImageShack.us

Ocurrió hace unos cuatro años. Buffy llevaba unos cuantos veranos emitiéndose en Canal Plus, pero no fue hasta entonces cuando empezó a ser realmente popular. A los que éramos fieles desde el principio se nos unieron varios nuevos grupos. Los flipadillos, que alucinaron (temporalmente) con los personajes y situaciones de la serie. Los que se enamoraron de la serie, convirtiéndose en fans irredentos de Xander, Spike o Tara, y gracias a los cuales (y a su boca-oreja) hemos conseguido que editen los dvds. Y por último, los listos. Los pedantes que se subieron al carro en el último momento, inventándose unas inútiles credenciales y autoproclamándose descubridores de la serie. Bueno, todos sabemos de quiénes hablo…

Pero años antes ya hubo movimiento en la tele. Antes incluso de que Joss se defenestrase con la película de Buffy. Pioneros que hicieron un nuevo retrato de la tragedia del vampiro.

Forever Knight. Actores canadienses. Cuatro duros de presupuesto. Y el horrísono título español: El Señor de las Tinieblas. Los típicos factores que echan atrás, pero tuvo que ser justo en aquel momento, antes de que todo se fuese a la mierda. Era imposible no quedar atrapado. Estaba sólo en mi defensa, nadie veía lo que yo veía en ella. Qué importaba. “Se convirtió en vampiro en 1228”. Y ahora era policía. ¡Un vampiro idiota que trata de redimirse de sus pecados! Sigh, el romance era inevitable.

Forever Knight tiene poco que ver con el Whedonverso. Pienso que a Whedon no le gustan los vampiros. Salvo Spike, que es una fuerza de la naturaleza, ninguno de sus personajes exploran realmente lo que significa ser un no-muerto. Probablemente debido al error de partida que es explicar el vampirismo como una simple posesión demoníaca, un principio que se hizo trizas cuando Angel (ahora tengo alma, ahora no, ahora dentro, ahora fuera), Drusilla y Spikey ganaron fuerza.

En el mundo de Nick Knight las cosas son distintas. La luz hace daño, el ajo también, y las cruces. Aquí no hay Cazadoras, Nick y su Pater se han cargado a cualquier aspirante. Los vampiros son algo más que matones mu fuettes. Si esto fuera el mundillo de los Toreadores y los Brujah, Nick sería un vampiro de primer orden. Con el equipo completo: la fuerza, la capacidad de volar y, mi favorito, la sugestión hipnótica. Y además veterano, pues tras el paso de los siglos tiene el sistema digestivo hecho polvo, lo que le impide ser uno de esos vampiros zampabollos tipo Z. Brite. Asimismo, la serie se permite deliciosos añadidos al universo de los chupasangres, algunos campestres y otros brillantes: Nick vive en una fortaleza blindada y morbosa. Tiene un Cadillac con maletero enorme en el que refugiarse cuando calienta el sol. También bebe sangre animal y la guarda en la nevera (Joss, esto lo copiaste chavalote), y un magnífico guardapolvo que para mí quisiera. Incluso existe cierta jerarquía vampírica. Como los Ejecutores, un grupo de nosferatus/amish encargados de eliminar a cualquiera que consiga una prueba empírica de su existencia. Y como un poco de gotiqueo no es malo, la amante de Nick regenta el Raven, un club con derecho de admisión. Salvo si estás muerto.

Lo que fascina de Nicolah es su bagaje. Es innegable el atractivo de un personaje con quinientos años a sus espaldas. El potencial que tiene lo hace de entrada autocontenido, irremediablemente seductor. Las tramas policíacas - simples apuntes en el teatrillo de la vida moderna del protagonista - no daban mucho de sí, servían como meras excusas para que Nick reabriese heridas al transitar por caminos que le eran conocidos. Introducían las mejores escenas de la serie, esos flashbacks de época que también Whedon tomaría prestados sin pudor. Un momento que parece sacado de un poema, con el cuidado en una playa de una chica enferma y violada, convirtiéndola como única cura y dándole muerte al comprender su error. La bestia que defiende a los suyos, provocando la aniquilación de un poblado entero que pretendía darle muerte a él, su mentor y su amante. Sus representaciones teatrales en el siglo XVI… El regocijo de la decadencia que tanto gusta a los solitarios.

Quinientos años dan para mucho. Nick es muy sabio, maduro en cuanto a su condición, no como persona. Ha visto de todo y ha tomado sus notas, es sereno y coherente. Pero la dichosa Condenación es su sombra a lo largo de la serie. Entre los logros de la serie está el reafirmar una idea poco explorada en la mitología del vampiro: que viven en un instante congelado. Nunca cambian, ni por fuera ni por dentro. La transformación voluntaria de Nick que le hizo(re)nacer como vampiro fruto de un error impulsivo. Pero aunque crea lo contrario no ha aprendido nada de su fallo. Está condenado a permanecer para siempre tal y como era en el momento de su conversión: ingenuo, bondadoso, ciego. Donde otras personas envejecen, aprenden y mueren, en su caso da igual si pasan quinientos años o mil: siempre será el mismo.

De ahí el leit motiv de la serie: la Búsqueda. Desde el comienzo hasta el final Knight busca una sola cosa: una cura a su maldición, recuperar su alma sea como sea. Esto marca el tono de la vida “actual” de Nick, que no es más que una pantomima repleta de fingimientos y momentos de vergüenza ajena. Todo es una gigantesca necedad, ya que Nick es más humano que muchos de los que le rodean. No se da cuenta de que conserva su corazón, sus recuerdos y sus sentimientos. Las piezas básicas de lo que se conoce como alma. Un error de perspectiva del que trata de sacarle su mentor, Lacroix, a lo largo de todo su viaje. No quiere convertirlo en una bestia, ni reconducirlo al redil: tan solo quitarle la venda de los ojos.

Al final a Nick se le cae la venda. Bravo, pero es demasiado tarde. Cuando se da cuenta de todo lo que tiene, es justo cuando se le escurre entre los dedos. Ya no hay esperanza para él, todo se hace pedazos. Aquello que nunca perdió pero cuya búsqueda le daba fuerzas. Un ciclo se completa, y lo que comenzó con un ocaso termina con un amanecer. Nadie volverá a verle.

Esperándote (III) - You're not Here

Escucha a Heather Escucha a Heather y sigue las imagenes.

“”

“”

“”

“”

“”

“”



“”

“”

“”

“”

“”

“”

“”

“”

Hay quien dice que me parezco a este tío...

Hay quien dice que me parezco a este tío...

...pero L. ha mirado y remirado, incluso investigado, y no lo ve por ningún lado. Las ojeras sí. Puede que las orejas también.

No pensaba hablar sobre esta película. Pero al no hacerlo estaba adoptando una pose. PUagh. Y la verdad, ahora mismo no están las cosas en mi cabeza como para dejar pasar una oportunidad para postear sobre algo que me suscita comentarios. Y spoilers, así que precaución al leer.

Se ha producido un molesto clima de opinión bipolar, en el que o estás fascinado por el Episodio III o despotricas sobre él sin criterio. Encuentro pocas opiniones que se hayan limitado a disfrutar sin más de esta entrega. Supongo que esa guerra secreta se da porque son bandos numerosos, y por ello más ruidosos. El caso es que por un lado tenemos inagotables circumloquios, posts laudatorios sin fin y, quizás lo más ridículo, pajas mentales que no llevan a ningún sitio. "Fijaos en esa escena: el Emperador da exactamente nueve pasos, igual que en El Retorno del Jedi. Y nueve iban a ser las películas en un principio. Lucas es un genio." Tonterías sobre miradas, ropitas, nombres... Algunas incluso inventadas. Los hay que incluso se sacan de la manga biografías y motivaciones para personajes que son sólo mencionados: "sí, Plagueis consiguió manipular los midiclorianos para crear vida y Sidious lo mató para apoderarse del secreto. Se desprende que luego Sidious crea a Anakin. Luego está lo de la búsqueda de la inmortalidad. Plagueis fracasó y Sidious lo mató. Sidious aún no ha conseguido desentrañar ese secreto y cuenta que sólo uno lo ha conseguido: Qui Gon Jin." ¡Toma salto cuántico! Peores son los lemmings que van detrás y alaban estas opiniones frente a viento o marea. ¿Es por algo de esto especial el Episodio III? ¿Es buena una película por dedicar guiños a los aficionados y meter homenajes y dobles sentidos? ¿Basta con eso, incluso en una saga tan referencial como ésta?

En el otro extremo tenemos los casuals. Borregos. No me refiero a aquellos que, sin conocer mucho la saga, han ido a ver esta película. Porque les llama la atención, porque les parece entretenida, por acercarse a la saga... No saben si les va a gustar o no y deciden darle una oportunidad. Bienvenidos sean. Pero no, yo me refiero a gente que pasa de este cine o que directamente lo ataca. Incluso gente que desprecia el cine. Modernos, pijipis o filmotequeros que saben que no les va a gustar, que nunca les ha gustado. Sobre todo eso: que no saben, no conocen. Pues estos también se retratan en taquilla, porque todo el mundo va a verla. Porque es (cito textualmente) "super-fachion, está super bien" Ufff... Veamos: a mi no me gusta Woody Allen o la saga de Star Trek. Sobre todo en el caso de la última, no se me pasaría por la cabeza ir a ver Star Trek XXII: La Búsqueda del Tercer Bypass de Kirk sólo porque todo el mundo lo hiciera. Y desde luego, no atacaría después dicho film a) sin saber de lo que hablo y b) sabiendo que no me iba a gustar. Bien, pues en ese sentido podéis encontrar perlas de todo tipo en vuestros sitios hip favoritos: por qué Anakin habla con otra voz al final de la película, sorprendidos de que sea el malo si es el Luke de joven, ¿no?, incrédulos ante el final y que pierdan los buenos, menuda mierda, molestos porque usen los sables láser antes que otras armas ("le pegan un cañonazo al malo y listo, ¡menuda bobada!) o afirmando que se quedaron dormidos en cuanto vieron tanto bicho y tanta pelea.

Cacho rodeo para decir lo que me parece la peli, ¿verdad? Bien. Sí, me ha gustado, me ha gustado bastante, más de lo que quiero reconocer. No tengo en un altar la trilogía original, pero yo también esperaba una cierta redención. Ha llegado, resoplando y por los pelos, pero aquí está.

Las prisas: todo ocurre a marchas forzadas para que Anakin se vuelva loco/malvado. Todo está precipitado, incluso la camaradería entre él y Obi. Si es que le falta enseñarle una foto de Padme: "mira, es mi mujer, vamos a tener un hijo". Y su motivación es totalmente ridícula. ¿Qué prefieres Anakin: defender a tu amada de todo mal y estar junto a ella para protegerla de algo que ves en tus sueños, o abandonarla en su estado y dejarte engañar por una solución mágica y sobrenatural que ni siquiera es concreta?

Pero vaya. Me parece que tiene un buen ritmo, que se dispara a partir de la mitad del metraje. Los momentos que más me engancharon fueron los que apelaban a emociones básicas: la intensidad, con todas las peleas y la emotividad. Sí, es emotiva la pelea final, gracias sobre todo a Mcgregor, que por cierto devora la película a la menor oportunidad. Es dramática la Orden 66. Y el asesinato de los niños, aunque sea fuera de plano. Y nadie lo ha dicho, pero Lucas ha filmado una de sus mejores escenas en esta entrega: aquella que transcurre en silencio, con Padme y Anakin mirando por ventanas desunidas en la distancia, física y espiritual. Una pausa en la que la tragedia toma aliento antes de desencadenarse.

Pero también se puede hacer una lista de momentos ridículos de la Venganza de los Sith:

- Christopher Lee haciendo cabriolas, a una velocidad tal que se le desencaja el rostro del modelo virtual.
- Otro anciano, Palpatine, dando volteretas. Intercaladas con primeros planos del actor apretando mucho los dientes, para que se vea que es él quien está peleando.
- Sidious derritiéndose, su risa, sus diálogos. "Et-toy... ettoy MMMMmmuuyYY deeebil..." Para luego levantarse y ajustarse la túnica con toda parsimonia.
- Entiendo lo del traje de suspensión vital, pero ¿qué sentido tiene que Vader lleve la capa en una mesa de operaciones?
- La conducta arbitraria, errática y absurda de La Fuerza. De todos los jedis por definición.
- Tras acostumbrarnos a hologramas, paneles alucinantes y mandos tridimensionales... ¡de repente todos los botones son cutres para enlazar con la trilogía original! ¡Todo es cutre y blanco y de plasticorro! ¡Hop! ¡Espera, aún hay más: me sacaré a estos oficiales de uniforme gris de la manga! ¡Ta-dá!

Se va a hacer una serie de televisión. ¿Y que són sino estas tres entregas, sino grandes tv-movies? Las panorámicas están realizadas por ordenador, y el resto son planos medios o primeros planos de los protagonistas. Todo canta, porque falta la corporeidad, el alma de unos exteriores reales, la iluminación que se requiere al rodar en escenarios auténticos, en sets como los de antes. Como los de la primera trilogía. Los actores parecen pegotes y los pocos escenarios verdaderos son siempre habitáculos, salitas o terraplenes. Como en la tele. O como en aquellos juegos de PC y Psone de los 90 que incluían secuencias con actores reales. No está mal que una película apele a tu nostalgia. Salvo si te hacer recordar el Warhawk o la saga Wing Commander.

Al terminar de ver la película, detrás de nosotros había un tío envuelto en unas sábanas de Star Wars más milenarias que el Halcón, con un cubo de palomitas por casco y su muleta como sable láser. Y cómo se lo pasaba. Y cómo nos hizo reir. Bueno. Puede que ése y no otro sea el verdadero significado de La Fuerza.

Incluso Obi y Anakin saben qué es lo que importa al final:

Image Hosted by ImageShack.us

El parte

El parte

-- Post Mutante --
(Actualizado 18 - 5 - 07)


Buf. Están pasando muchas cosas, tantas que por el momento debo aparcar otros posts. ¡Puedo hablar de otros temas, lo juro! Pero estamos en un momento clave del sector, que puede definir la caída de muchos Grandes...

Ayer. Mientras veía la risible y más ridícula de lo que recordaba El Ataque de los Clones, pensaba en el descaro de su responsable, que basa el atractivo de un producto mediocre y sacacuartos en el carisma de unos personajes que, para muchos, son más caros que su propia familia. Un negocio muy parecido al de las consolas.

Hoy, antes incluso de que empezase el E3, se ha producido una micromañana de Reyes, con un montón de pequeños regalitos y sorpresas a nuestros pies. Pero ¿qué hay debajo del celofán de colorines y los currados envoltorios?

1 - Microsoft, Macrobluff

Por favor, que alguien me indique las diferencias entre estas dos pantallas:

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

O entre estas dos:

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

O qué narices, entre estas:

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

Bien. La Xbox 360 va a ser el sueño de los tuneros apoltronados (no confundir con los de a pie, que explotamos sus posibilidades lúdicas, no cosméticas); va a contar con carcasas modificables, soporte wi-fi, miles de contenidos descargables, messenger, disco duro, cámara usb, micrófono y cualquier gadget superfluo que se os ocurra. Superfluo y pecero, porque al del pelo de tazón y sus chicos sigue sin entrarles en la cabeza el axioma que une por igual a casuals y jarcoritos: una consola como el anillo único, sin add-ons ni periféricos. Un soporte para jugar.

Pero es que hay más. Como bien dice Tones todo esto no es sino una cortina de humo, un pajareo para desviar la atención de la evidencia: la 360 no tiene nada con lo que sorprender. Sus productos son mediocres, pasables en el mejor de los casos. El pavoneo de Rare, cuyos miembros proclamaban a los cuatro vientos "hemos tardado una semana en pasar nuetros juegos de Xbox a la 360" ha resultado tener una certeza amarga: sí, parecen juegos de hace un par de años, impropios del maquinón que se supone ha de ser un jinete de la Nueva Generación. Junto al infame Kameo el caso más sangrante es el de Perfect Dark Zero, que, siendo crueles pero poco exagerados, parece un motor implementado de N64 o Dreamcast. El regulero Condemned puede ser un augurio de mal gusto, y Dead or Alive 4 sigue pareciendo un juego de Xbox a los ojos de cualquier ser sentiente. Sólo Project Gotham 3 parece destacar del montón, pese a perpetuar el punto débil de la saga: los escenarios. No se trata de que tengan que ser buenos juegos. Lamentablemente, en un evento como el E3 el ganador es aquel que despierta las ovaciones, el que entra por los ojos a prensa y público. Al no contar con un Snake, una Lara o un Dante, Microsoft tenía que haber puesto todos sus activos en el apartado de Fuegos Artificiales. Los procesadores y gigaherzios son para las tablas de los reportajes. Puede que este patinazo le impida levantar cabeza, y eso que partirá con casi un año de ventaja en el mercado.

360. 360 grados, un giro completo para quedarse donde estaba.

2 - PS3: la molesta inversión de roles

Le ha bastado un evento previo al E3 para pasarle la mano por la cara a Microsoft. Una táctica astuta que se ha basado en lo más pauloviano del E3: los visuals. Vídeos y más vídeos, trailers, atisbos sobre futuros musts, avances de nuevas aventuras de los favoritos de todos. Muchas imágenes cantan a CG... qué más da. Entran por los ojos, y hasta a mí me han convencido. Y con todo, y aun siendo gestionadas por la PS3, no suponen ninguna revolución. Pero sí que entran en lo que se supone ha de ofrecer esta nueva generación: una notable mejora técnica.

A ver, entendámonos. Mis preferencias se decantaban más por la 360, pero ante los patinazos de su entrada al coliseo prefiero coger las golosinas que me ofrece el niño malo de Sony. Tan malo es el cabrón que ha copiado la Xbox. PS3 incluirá retrocompatibilidad (el ábrete sésamo para muchos de nosotros), soporte para cd, dvd, blue ray, wi-fi y un disco duro de espacio casi infinito. Sí, un discazo, una de las claves del triunfo de su rival pero mejorado, repleto de gigas para que podamos meterle todo tipo de historietas mientras Sony silba, mirando a otro lado. Yo esperaba que todo esto lo ofreciera Xbox 360, no al revés. Pero...

Ah, que hay una pega. Que no llegará hasta dentro de un año, y eso en USA y Japón. al otro lado de los Pirineos se seguirá la táctica de siempre: azuzar hasta el último momento para que al final pueda más el hambre que la indignación.

Y sí, es un maquinón. Sony es el padre que, en lugar de educar, se gana nuestro afecto regalándonos un cochazo. "Toma, aquí tienes las llaves, está equipado con la última tecnología y es el más rápido del mercado. Ya puedes estamparte con él o tirarte dentro a tus novias, no me importa. ¿Contento? ¿No es lo que querías?"

Pues no. Pero a ver quién se resiste al tintineo de las llaves frente a nuestras narices...

3 - El gato al agua: MGS4

Image Hosted by ImageShack.us

Pero qué bueno es Shinkawa...

Vaya sorpresa. Además de la continuación de Acid y reciclar MGS3 con Subsistence (con las "novedades" que incluyó en Europa y nuevo modo online), Koji ha presentado el próximo Metal. Oh, y sigue siendo el máximo responsable, ¡qué giro inesperado de acontecimientos! Este no suelta la poltrona ni con agua caliente... Algo tranquilizador, por una parte, y por otra decepcionante, ya que surge el temor ante el autoplagio y la repetición y la duda ante las ideas que otros podrían aportar al frente de este buque.
Por supuesto no ha dicho nada sobre el juego y sí se han repetido cosas: lo de ningún lugar para esconderse (¿cuándo piensan revelar que será en entornos urbanos?), que será una continuación directa de MGS2, el regreso de clásicos como Otacon, Ocelot o... ¿Meryl? Espera, ¿no se supone que estaba muerta? En fin, en la presentación sólo se vio un trailer basado en el engine de MGS3. No hay aún imágenes del nuevo juego, así que se ha optado por sedar a las audiencias con un poco de humor. Egocéntrico y a costa de Raiden, como no. Ahora lo de siempre: a esperar el goteo de imágenes y contar con que, después del redentor Snake Eater, esto solo puede ir pa'rriba.

4 - Adios Nintendo, compañero de mi vida...

Ay Nintendo. Qué risas nos va a proporcionar. Para empezar la bobada del casco virtual. Su artífice argumenta que lo ha hecho "como defensa ante la pérdida de originalidad de su amada compañía". La jugada huele más bien a epatar y armar bulla, un miradme miradme justo antes de la feria más importante del sector. Y en cualquier caso, hace falta ser ingénuo o gilipollas para venir ahora con idealismos en un sector tan capitalista y fariseo. Despierta y huele el café, niñato. el tiempo pasa para todos, tú incluído. Y no existen los artesanos del juego, ni artistas locos que vivan sólo para crear. Ni Medicci que los sufragen.

Otros que necesitarían un reactivo son los advenedizos que se han hecho eco de la noticia, gente ignorante que se han dejado llevar por la tecnofilia más miope. Los mismos cuyos colegas en los medios generalistas se harán eco previo pago de este tipo de lanzamientos, con titulares tan cegatos como "Sony revoluciona el mercado de los juegos de video con su nuevo aparato". Sigh...

Revolution no es sino otro clavo en el ataud de esta compañia. Su nueva consola sale por salir, y ha estado en desarrollo menos de un año. Declaraciones tan lamentables como "será dos o tres veces más potente que Gamecube, pero a nosotros no nos importan los gráficos" podrían haber sido perdonadas hace cinco o siete años, pero hoy día son una soberana estupidez. Y luego los juegos: un nuevo Mario, cansado y aturdido, otro Kirby, otro Starfox... Adios chicos, escribid alguna vez cuando seais una third partie. Pero hey, mola que vuestro cacharro sea compatible (previa descarga) con cualquier juego de vuestra historia. ¿Barajas incluídas?

5 - Y ahora...

¿Qué nos queda? ¿Qué podemos hacer? Tan sólo ser más listos que ellos y esperar. No hay que contar con un lanzamiento en nuestro país de la 360 antes del 2006. Añadid a eso que la PS3 probablemente se retrase a navidades de ese mismo año. Eso da a Xbox 360 una ventaja de un año (desde su lanzamiento en USA), y a PS3 varios meses para preparar títulos de contraataque. Para entonces es más que seguro que ambas cuenten no con joyas de este arte, pero sí con grandes títulos. Ese será el momento.

Aunque viviendo en Africa no nos queda otra.

Este tertuliano, de tasca de madera y olor a vino, por ahora sabe remeterse el jarapo y no perder los nervios. Pero ni yo descarto que se me caigan los pantalones cuando se revele esto.

No tiene ni puta gracia

Image Hosted by ImageShack.us

Menos mal

Manual de supervivencia para impacientes

Image Hosted by ImageShack.us

¡Llega la nueva generación! Distribuidoras, productoras y demás corren por las calles gritando y agitando las manos sobre sus cabezas, como si Los Curie mutados por la radiación les pisasen los talones. Todos quieren apurar los últimos rescoldos antes del advenimiento de Las Nuevas.

Cualquier cambio es traumático, y aquí no puede haber una muerte indolora, mucho menos un parto tranquilo. Los últimos meses del año serán un eclipse. Las señales del Reemplazo son las habituales:

1 - Por un lado el bombardeo de secuelas by the numbers, burdos refritos de la misma entrega que apareció para esa saga hace unos meses: Ratchet, Jak, Prince of Persia... ¡Hay que rascar ventas!

2 - Los estertores agónicos de la plataforma mayoritaria, PS2. Mientras su menor parque da a Xbox y GC una dignidad inesperada, la consola de Sony apurará hasta el último minuto con lo que sea. El esputo final son esos plataformas infantiles que llegan al final de todos los ciclos en las consolas. Juegos basados en códigos liberados hace un par de meses, de burdo planteamiento y títulos tan autoconscientes como "Wanky The Wanker", "Fluffy and the Flucker Mistery" o "Stupid Indian Kid Estereotype".

3 - Un solapamiento con las nuevas consolas, que arrasarán en ventas estas navidades (sí, estas navidades) pese a ser cajas llenas de humo y espejos. Uno o dos juegos con un despliegue técnico que provoque los ¡ooohs! y ¡aahhs! de los hiper-casuals, y un redondeo de catálogo con juegos abismales rescatados (robados) a la generación previa.

Image Hosted by ImageShack.us

En esta tesitura la postura más práctica la que trae el imaginario freak. Por ejemplo podemos ser ese viejo redneck sureño, sentado en la mecedora de su porche y acunando su fiel escopeta La Señorona. Un tornado se aproxima por el norte pero él no tiene prisa para liarse un cigarrillo.

Ante todo mucha calma. El impass que viene ahora es el momento perfecto para dar salida a esos juegos que se nos han acumulado, más aun con la llegada del verano. Sé de lo que hablo, soy fan fatal de Nippon Ichi. De modo que conviene esperar sentado, ya que puede pasar fácilmente un año antes de que PS3 o Xbox 360 ofrezcan algo que merezca la pena, más allá de las trilladas secuelas que las acompañen en su lanzamiento. Y aunque nada me daría más asco que soltar esa frase de "las actuales consolas no han dicho su última palabra", sí es cierto que quedan dos o tres cosillas que pueden merecer la pena. El nuevo Zelda, las risas aseguradas con la conversión de Half-Life 2 para Xbox. ¿Y el cachondeo que nos traeremos con Onimusha 4, que aparecerá en PS2 en marzo del 2006?

Image Hosted by ImageShack.us

O mi elección: The Matrix: The Path of Neo, que ilustra este post. Un juego que parece el último capítulo de un manual de autoayuda, en el que todos abrazan, esta vez sí, a Dave Perry. "Recuerdo que cuando presentamos Enter The Matrix todo el mundo me preguntaba por qué no se podía jugar con Neo", dice entre gallitos e hipos este gigante. Ea ea Dave, ya pasó. Al margen de despropósitos como que podrá gestionar 1500 Smiths simultáneos, o que la franquicia empieza a estar tan de moda como los chinitos de adorno, hay un apelativo en boca de todos los que hemos visto el juego en marcha: Digno. Así, sí. Y gracias, que las penas - y las esperas - con pan son menos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Los coinosseurs, esos cretinos

Los coinosseurs, esos cretinos

Hace un par de días se publicó este post en el blog de ADLO.

Aunque es una de mis visitas diarias, rara vez he dejado un comentario en el blog de los adláteres. El comentario me supo a poco, así que lo traslado aquí, junto con la cuestión. Después de todo, estoy también clasificado como blog sobre comics.

La cuestión se llama Marjane Sartrapi, autora de Persépolis. Sí, ese comic. Pero podría haberse tratado de Maitena, Spiegelman o Pekar. Va mucho más allá de unos nombres, sino de en nombre de qué son dadas a conocer ciertas obras.

Es fácil, casi inevitable, que cuando tienes una afición muy importante, trates de compartirla con las personas que te importan. Hacerles ver por qué ese algo es importante para ti. Y qué ejemplo más paradigmático que comprarle comics a una neófita (si alguien conoce el caso inverso, por favor que lo comunique). Un amigo, como tantos otros tios, decidió tirarse a la piscina. Así que comenzó a regalarle a su pareja comics de cuando en cuando. Lamentablemente se dejó llevar por sus miedos y optó por el inevitable pero falso binomio obra de prestigio / obra de moda. De entre los primeros cayeron Ghost World o Buda, mientras que del segundo tipo fueron Scary Godmother y sí, Persépolis.

Repasemos la lista de cagadas:

1 - Insultar a la inteligencia de la destinataria al suponer que no sería capaz de entender el material más hardcore que manejaba el chico.
2 - Pensar que, por tratarse de un comic prestigioso, es forzoso que guste.
3 - Suponer que, al ser una obra con eco mediático, no puede ser mala.

El balance no fue malo: Ghost World la indignó (por el personaje de Enid, que le cayó francamente mal), Buda la encantó, Scary Godmother la aburrió y con Persépolis dijo... "pues bueno".

Ese es nuestro error. Seguirles el juego a los que no saben, darles la razón. Dejamos que nos quiten atribuciones: el humor gráfico no es comic, trae aca. Las tiras cómicas tampoco, trae. ¿Costumbrismo? Hmmm... Recursos extrapolados para hacer una caricatura vital. Tampoco es comic".

La inmensa mayoría de los comics que consiguen un eco mediático, ¿lo hacen por su calidad como obra o por sus circunstancias? Esas obras son referidas en medios mayoritarios por diversas razones: una adaptación al cine, un premio, un dato lo bastante curioso, una polémica. La anécdota que sirve para llenar huecos en un cierre, o para sentirse diferentes, culturales. Nos dicen hablamos de comic, pero sólo si queda bien.

La condición de producto prefabricado de la Sartrapi es indudable, aunque sea postfabricado. Y es una condición peligrosa, porque confiere un estatus de seriedad y obra realmente adulta a una obra que como comic es pasable. Toca un tema interesante desde una perspectiva personal. No tiene un guión horrible o un dibujo penoso, pero como comic es mediocre. El hecho de que sea mujer es anecdótico; si no lo fuera, se buscaría otro aspecto que explotar o promocionar: el comic costumbrista de un gay iraní, el comic costumbrista de un minusvalido iraní, dibujado con los pies... Joder, ahora que lo pienso, ¿cómo han pasado por alto a Julie Doucet? "Obra con tintes autobigráficos sobre una esquizofrénica aficionada a las drogas. ¡Realismo! ¡Drama! ¡Sexo con hombres mayores!"

No se trata de robarle su puesto en el mercado: se lo merece. No así su posición de referencia. Con Persépolis y con otros tantos productos alabados por inducción se busca una coartada social y, por supuesto, intocable por la dictadura de la corrección política. Un plus de promoción que lo haga destacar por sus circunstancias de producción, y no tanto por su calidad como obra. Un gimmick, en el fondo. Y por supuesto, algo que lo aleje lo más posible de los sucios e infantiles tebeos. Porque ni esos autores ni los medios que les dan alas aman el comic. Y se nota.

Es una excusa para subirse el puente de las gafas y darse importancia. Y está basada en cosas que no tienen gracia, pero que son sacadas de su contexto en un afan promocional y de rabieta por popes, gafapastas, feriantes y tías con ganas de quemar el sujetador. Es buscar un bombazo hecho de oportunismo, polémica y sensacionalismo. Un Onehitwonder cultureta, que gane premios a dedo. Utilizar esa coartada para vender y dar una pátina de cultura es lo verdaderamente ofensivo. Y lo peor es que con eso nadie se rasga las vestiduras...

Como señala Hellblazer, los medios no tienen la menor idea de comics. Se le da cabida en sus páginas por unos valores añadidos, sin importar la verdadera calidad del producto. No se trata ya de la injusticia y el agravio comparativo, contra obras y autores que no obtienen una difusión que, ellos sí, se merecen. El problema es que se da un estatus de calidad indiscutible a esa obra (con efecto de reverberación dado el alcance exponencial de esos medios), al margen de sus méritos en el campo del comic.

Es curioso que aquí no se dé el malditismo del que tanto gustan los culturetas, aquellos que sólo disfrutan de música o cineastas si son casi desconocidos, casi sólo para ellos. Al contrario: sus comics son buenos si tienen premios tras ellos, si han obtenido un eco en la prensa. "Mira, ganadora del Certamen de Nuevas Autoras de Harkovnia, es muy bueno."

Nosotros no somos ignorantes. ¿Por qué en cambio somos vergonzosos? Los comics no son mejores o peores por sus reseñas. Un comic no es mejor por intentar no ser un comic y así ser acogido entre la autoimpuesta élite cultural. A esa persona con la que se quiera compartir algo no le va a gustar más porque venga comentado en Rockdelux o Tentaciones. Le gustará (o no) por lo que ese comic le transmita, al igual que una película o un grupo. The Ultimates / Adolf/ Odio. Dimmu Borgir / Nick Cave / Rock City Morgue. Matrix /Goodbye Lenin / Electric Dragon 50000. No se debe hacer caso de proclamas (in)cultas. Se comparte, se comenta, se discute.

Podremos acertar o no, pero seamos consecuentes, no condescendientes.

Hype Factor

Image Hosted by ImageShack.us

E. me preguntaba el otro día ¿qué hace especial a un videojuego? ¿Por qué un título es grande, inolvidable? Bien. Olvidad cualquier tontería que leáis en cualquier sitio sobre raíces y homenajes, jugabilidad clásica o esquemas arriesgados. Recordad esto: un juego es especial cuando sorprende.

La sorpresa. La emoción. Ese momento en que soltamos el mando y nos quedamos bocas. Podemos disfrutar con muchos juegos por su capacidad de ofrecer algo directamente: unas carreras, unos disparos, unos puzzles. LA diversión básica que promete el envoltorio. Pero cuando un juego rompe ese desarrollo y ofrece algo distinto, despertamos. Puede ser un alarde técnico, un giro argumental o una pirueta en su desarrollo. Llamadlo XYZ, pero será lo que separe a ese título de todos sus competidores.

Puede parecer que he traducido mal el término Hype, que viene a significar anticipación, expectación. Pero no. Veréis, nuestro flipe con un juego suele ser demasiado especial para guardárnoslo. Necesita ser compartido, a ser posible con personas que hayan sentido lo mismo que nosotros. Y ahí comienza el Hype de ese juego, al crear una corriente de opinión tanto crítica como emocional. Y subterránea, porque nadie más la percibe, mucho menos las compañías o los medios especializados. Sólo los desarrolladores que se han esforzado en crear algo especial podrían apreciarlo si escuchasen esos comentarios. Seguramente con ojos de personaje de anime a punto de llorar.

Bueno, supongo que estoy hablando de esto. Cuidado con los spoilers:

Image Hosted by ImageShack.us Silent Hill y el primer encuentro bajo las sirenas de guerra. La llamada de teléfono. El destino de Cheryl.

Image Hosted by ImageShack.us El monólogo al principio de Silent Hill 2, espiar a los maniquís mientras copulan. Descubrir que James mató a su esposa.

Image Hosted by ImageShack.us La primera vez que apreciamos el modelo de Heather en Silent Hill 3, su aborto o descubrir que en realidad es Cheryl.

Image Hosted by ImageShack.us Simphony of the Night: La pesadilla. La música. Alucard. ”¿Qué necesidad hay de un pastor cuando ya no quedan lobos?”

Image Hosted by ImageShack.us El denostado Final Fantasy VIII ¡Caminar a través de una CGI en dos ocasiones! La secuencia del baile.

Image Hosted by ImageShack.us Tras casi cien horas de aventuras, descubrir en Final Fantasy X que Tidus sigue vive porque es soñado.

Image Hosted by ImageShack.us Nuestro primer impacto en Burnout 3

Image Hosted by ImageShack.us El juego dentro de un juego: Max Payne 2 y Dick Justice. Su parque temático. Max renace y se perdona a sí mismo.

Image Hosted by ImageShack.us Resident Evil 4: Hmmm... ¿todo? ¿La primera emboscada, la pelea contra Krauser? ¿La agresión velada a Rachel?

Image Hosted by ImageShack.us Metal Gear 3: la fuga en sidecar. Eva. The Boss. El combate en el campo de flores. La catarsis en el cementerio.

Image Hosted by ImageShack.us Incluso Metal Gear Solid 2, con su prólogo, la aparición de Vamp o la muerte de Emma, Otacon sobreponiendose...

A eso me refiero. Cada uno tendrá sus propias percepciones con los títulos que se quedan: un enemigo final, un desenlace, un pique… En mi caso puede que pese más el componente emocional que visual. Sobre todo en estos ejemplos, de los que puede haber más en el futuro. Todo muy obvio, sin tecnicismos ni análisis profundos. Supongo que así es la emoción directa: no puede ser diseccionada.

Esperándote (II)

Image Hosted by ImageShack.us

· ACTUALIZADO · Lo que leéis es un blog -dentro de un blog- dentro de un blog. Pretendo hacer un diario sobre el rodaje de Silent Hill, desde las primeras tomas y localizaciones hasta el momento previo a ver la película.

Sinopsis:

// Rose se niega a aceptar que su hija Sharon se está muriendo. Pese a las protestas de su marido Rose huye con su hija en busca de un curandero. Durante el trayecto toma una ruta desconocida que la traslada a un pueblo abandonado: Silent Hill. Sharon desaparece y Rose persigue la silueta de la que cree su hija por toda la ciudad. Pronto descubrirá que este pueblo no se parece a ningún lugar que haya visto. Lo habitan monstruos, criaturas y una oscuridad viviente que transforma todo cuanto toca. Los pocos humanos que quedan libran una batalla imposible de ganar contra La Oscuridad. Con la ayuda de Cibyl, una policía encargada de rescatarla a ella y a su hija, Rose busca a su pequeña a la vez que descubre la historia de Silent Hill, en la que Sharon es sólo un peón dentro de un juego inabarcable. Para salvar a su hija Sharon hará un pacto con un demonio en forma de niña, permitiendo así a las fuerzas de La Oscuridad tomar la ciudad y destruir toda oposición. Sharon recuperará a su pequeña, pero a un alto precio. //

Más. La dirección corresponde a Christophe Gans, responsable de la redonda y sincitynesca Crying Freeman, pero también de la plomiza El Pacto de los Lobos. El guión que avanzaba más arriba es cosa de Roger Avary, ese que quiere a toda costa ser Tarantino en lugar de Tarantino, y que estuvo medio interesante con Las Reglas del Juego. Colaboran con Konami y se lo han tomado todo muy en serio. Eso dicen. Bueno, y tras el anuncio de Hollywood Reporter por tener tenemos hasta actriz protagonista:

Image Hosted by ImageShack.us
¡Boo!

Radha Mitchell, que pese a ser la última chica Allen ha demostrado saberse el oficio. Hey, era la de Pitch Black, y eso son credenciales suficientes para mi. Va a volver a la oscuridad de la boca del lobo. Curioso.

El día 26 se reveló parte del reparto restante:

Image Hosted by ImageShack.us Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us Image Hosted by ImageShack.us

Un buen reparto. Espero que no se desaproveche su talento. Por cierto, ¿no os parece que Sean Bean es clavado a James Sunderland en esa imagen? Qué oportunidad perdida...

El rodaje comenzó a mediados de Abril en Brantford, Canada, y se extenderá hasta finales de julio. El lugar parece idoneo, aunque acaba de comenzar la decoración y localización. Echad un vistazo:

Image Hosted by ImageShack.us

Qué bien quedará con niebla, ¿eh? Me gustan las dos primeras imágenes. Me recuerdan a las vistas que teníamos desde la habitación 502 en The Room. El resto apunta maneras, pero le queda un largo camino que recorrer. Echo en falta el bar Silent Heaven, el mirador, el lago... Bueno, tienen cincuenta millones de pavos, así que pueden currárselo mucho más. Además, la verdadera medida de la ambientación la traerán los interiores.

¿Mi opinión? Bueno... me rasco la cabeza. Director, guionista, productor, hasta el beasty boy insisten que no será una película de terror al uso, sino un auténtico film de horror. Cuentan con muchos resortes infalibles, pero no perdamos de vista que es una producción mainstream, así que podemos olvidarnos de cualquier referencia a El Culto, los sacrificios del orfanato y por supuesto Dios.

Pocos recuerdan que el primer Silent Hill iba a estar protagonizado por la esposa de Harry Mason, y no al revés. De todos modos, creo que el genero está saturado de películas de horror con mujer dispuesta a todo por su hijo. Un protagonista masculino sería un cambio muy acertado en este momento. Además, Harry no era un héroe al uso, de puntería infalible y físico cincelado. Resultaba tremendamente maternal y desesperado. Tsk.

(...) No sé qué pensar. Mantengo una duda razonable y optimista, pero no olvido que no hay nadie de Konami con peso implicado en la producción, ni siquiera alguien que haya trabajado en la saga. Pero parece que Gans ha peleado por este proyecto. Quién pudiera echarle un ojo al vídeo de media hora que realizó para convencer a las altas esferas de la compañía... Por otro lado, me temo que se vea aquejada por el Síndrome From Hell, y que la película se vea desprovista de todo su esqueleto de referencias.

Al menos director y guionista han afirmado que la banda sonora de la saga es demasiado perfecta como para sustituirla. Go Akira!

Egodram

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

Post mutante actualizado -- Puede que lo hayáis probado, en condiciones de juego y total seguridad. Sentir la fuerza de un elemento imparable, como un vehículo: al principio estacionado, es algo familiar, conocido. Pero si nos ponemos frente a el o detrás, agarrándolo o empujando para tratar de pararlo o frenarlo mientras poco a poco se pone en marcha, no tarda en aparecer un sentimiento de angustia. No se puede detener.

Cobardía o complacencia. Muchas veces pienso que pongo los medios para mi propia derrota. Que sé desde el principio que esos trenes no se pueden detener. Que de hecho deseo que no lo hagan, para alcanzar un batacazo que suponga un final. Una espera de que las cosas terminen, mal, pero que terminen.

Ahora mismo hay varios trenes que me tienen de mascarón de proa. Un jodido museo del ferrocarril, con un tren bala de largo recorrido, talgos cotidianos, trenes fuera de control con pasajeros, un Orient Express de corto recorrido; donde me siento, más que Poirot, una mezcla entre el Watson de la serie de Sherlock Holmes que hizo Miyazaki, y Lupin, capaz de desaparecer aparentemente indemne.

Image Hosted by ImageShack.us

Sin olvidar los cercanías que llevan al puesto de trabajo, en los que juego con las agujas sin saber dónde están las vías muertas. Puede que haya un tren tan desfasado como el de Chase The Express y un par de vagonetas capaces de pararse, ya que las acciono yo.

Cansancio que me hace esperar un mal final en todos estos recorridos, porque vengo de trayectos similares. Otros trayectos son únicos, vitales, pero insisto en suponer el final. Valiente gilipollez. Por una vez trato de luchar mínimamente contra estar mal, y lo cambio por inquietud o desconcierto. No gano con el cambio mucho que digamos, salvo por un tercer factor: indignación. Ya sea de las situaciones que en este preciso instante rondan mi mente, o en Los Grandes Problemas de mi Futuro, se puede extraer una verdad fundamental. ¿Por qué, si algo va a acabar mal, se ha de estar mal hasta que acabe? Si se tiene esa certeza, ¿no deberíamos operar bajo la seguridad que nos da, aunque sea fruto de la resignación?

Pues sí. Lo que no significa que tenga los medios para hacerlo. Al menos hace exactamente dos días aprendí el verdadero significado de la información es poder. Y me reí, y me sentí a gusto conmigo mismo. También porque vi que había un ancla adicional: sí soy yo quien insiste en mantener una situación, esa situación va a ser inmutable. La casa que Aureal construyó no es un hogar, pero va a estar esperándome cuando alguno de esos trenes choquen. La seguridad del hoy que conoces y has fabricado. La certeza de que lo que eres te da un espacio infranqueable. Una mala situación buscada inconscientemente, de la que, si no salgo, sólo/solo iría a peor, tal y como insisto en imaginar cada noche. Pero sería un espacio conocido y único, un backup de lo que soy para el reset que se avecina en un par de meses.

Pese a los vaivenes y los picos de jodimiento que me esperan, eso será algo impepinable. De lo que dejo constancia con esto, aunque seguro que me parecerá una parida en breve. Aún no. A día de hoy no estoy de mal humor.

"Querido Lestrade, le he vuelto a engañar..."

Llamada cumplida: rectificación

Image Hosted by ImageShack.us
"¡Fiiuh! Qué mal rato..."

La publicidad ha desaparecido.

La sabiduría de la rectificación. La de Roberto, quizás asustado por quejicas pejigueros como yo y otros muchos. Y mi rectificación, pasada la pataleta.

En todo este tiempo no he dado las gracias a Blogia. Sí, se cae, le faltan herramientas, no es trendie. Pero es favorable ante la ignorancia.

En el futuro, cambiaré de sitio. Pero por ahora estoy a gusto. Imagino que, con la fiebre bloggera (y ciertos concursos) se les hará cuesta arriba mantener este tinglado. Y yo, como muchos otros, estoy dispuesto a colaborar para que todo siga igual. Es decir: Aureal, tal y como lo veis.

Ahora, empieza el movimiento...

Un año de lesiones y fobias

Image Hosted by ImageShack.us

Un año.

Todo un año. Donde cualquiera puede leer el típico post de rito de paso yo veo un logro. Como ninguno de los habituales me conocéis personalmente, os diré que reunir la constancia necesaria para hacer algo de forma continuada, sin obligaciones de por medio, es en mi caso un triunfo. UNa falta de perseverancia que ha hecho que deje atrás muchas, muchas cosas. ¿Un blog? Un blog no es nada. Objetivamente está en la frontera del capricho, la tontería. La diarrea mental, el autobombo descarado. La baliza, una bengala. Una bitácora. Pero he logrado mantener este Pensadero durante más de 365 días.

Sí, ahora viene lo de cuando empecé este blog… Ejem, ejem: cuando empecé este blog lo único que tenía claro es que necesitaba escribir. Un lugar donde verter mis ideas, gustos y pensamientos, en el que ver si podía escribir mejor, o al menos comprender uno por uno mis puntos flojos. Ya, lo de Taller de Escritura se queda corto como definición. Pero donde hay necesidad hay un vacío, y por ahí sale to. Lo profesional, lo vocacional y lo personal. Y las enfermeras.

Ya he hablado de este asunto antes: la difusa frontera entre temas. Para empezar detesto a los presuntuosos que se atreven a dictar unas normas de estilo bloggeras. ¿Que se ha convertido en moda? Cierto. ¿Que el capricho hace que la mayor parte de la comunidad (actual y futura) sea morralla? También. Pero el espacio de cada uno se administra como cada uno desee.

¿Cómo lo he aprovechado yo? Casi bien, por suerte. Y me enorgullezco. De lo privado y plañidero he pasado a lo ocioso, de ahí a la opinión. Y ahora se da una mezcla casi uniforme: un poco de patetismo, un mucho de frikismo, algo de cinismo y sarcasmo de vez en cuando y… ¡presto, un blog personal, pero a la vez idéntico al de miles de personas! Coñas aparte, algunos de vosotros me habéis dado a entender que hay un mínimo estilo que es común a cualquier post. Y con eso me vale.

Lo del Pensadero como definición tendría que registrarlo. Queda bonito, pero tampoco es del todo cierto. Si esto fuese únicamente un tablero de borrones y escrituras y nadie lo leyera, las cosas serían distintas. No, no lo cerraría, pero sería algo muy distinto. Esporádico y autocompasivo. En cualquier caso, el mal ya está hecho. Quiero decir que si eso ocurriera hoy mismo, seguiría estando satisfecho. Porque me he dado cuenta de que hay muchas personas que piensan como yo, con dudas idénticas y opiniones compartidas.

No todo son flores. La comunidad bloggera tiende a la atomización. Es un mundillo endogámico: cada blog tiene en sus enlaces a sus afines. No hablo tanto de gente con gustos similares, sino más bien de grupos comunes, de personas conectadas a más de un nivel. Por ejemplo, bloggeros que además son conocidos, que además son amigos, que además son colegas profesionales. Eso está bien si ha tenido lugar a partir del propio blog. Pero los problemas provienen de que entre esos grupos (totalmente cerrados y blindados) se da el pensamiento único. Y ahí empieza el asquito. Si estoy en una isla, prefiero estarlo hasta las últimas consecuencias. Es algo que tuve claro desde el principio: la gente es a veces irreal, mucho más a través de un medio como este. V-i-r-t-u-a-l. Va y viene. Y noto cierta alienación velada que no me gusta, sobre todo por las veces que ha tratado de atraparme. No hago de esto una hecatombe, simplemente subrayo que, por asociación implícita se puede perder un poquito de identidad. Como dijo David, “le digo en serio que todos los humanos que se reúnen en grupos de más de dos personas me parecen igualmente despreciables.” Exagerado pero cierto.

No es que ahora vaya de gafapasta (wink) por la vida y pretenda hacer un cambio radical del blog. Si así fuera ahora estaríais leyendo algo como…

SCHERZO
El último habitáculo del Olvido Pop


Epístola XXI – Quiero volver a ser el chico del espejo

Señor Zapatero, relájese y sonría más. Hoy ha vuelto a discutir con Rajoy (por cierto que maaaaaal viste este hombre. ¡Visita oficial del PP al Mercado de Fuencarral, YA!) por el tema del espía bipartito. ZP ya no es joven, ni siquiera yo. Acabo de volver de Dublín de pinchar en Liven – Aurtechkkk! – Indie-Retrhor-Tech Festival. Ha sido increíble, pero ya no estoy para estos trotes. Para colmo de males al volver al loft (Por cierto, ¿yo no tenía una novia?), deseando hacer mi colorterapia y pasarme unas pantallas del San Andreas me llama Nika, mi redactora jefaza, para recordarme que tengo que escoger las fotos que hice a Keane (pedazo de concierto, qué razón tenías Juanvi) para RDL. Suerte que me ha quedado una sesión estupenda del Festi. ¡a lo mejor se la envío a ZP para que su sonrisa sea completa!

No, eso no va a pasar. De hecho si vuelvo a escribir “pasarme unas pantallas”, aunque sea de coña, doy permiso para que me pateeis la cara. Si es cierto que quiero hacer algunos cambios. Cuando deje de pelearme con el html cambiaré la plantilla más a fondo de lo que ahora veis. También haré posts sobre nuevos temas que tengo olvidados, pero manteniendo esa línea de dos de opinión y una de lamentación. Hasta pretendo darle un hermanito pequeño a este blog, pero más adelante.

Lo importante es esto: vosotros habéis llevado hasta aquí Aureal. Los que habéis disfrutado un poco, alguna vez, con algo de lo que he escrito. Aquellos que se han reído con mis tonterías o se han sincerado para decirme que compartían temores. Esas personas que han preguntado, los que han opinado e incluso las que han criticado. Lo repito: el bien que podríais aportar ya es un hecho. Un blog no es gran cosa, pero si al cabo de un año ha servido para que me sienta un poco mejor conmigo mismo… Si es así es gracias a vosotros.

Parte del mérito se lo llevan los sospechosos habituales. Y ahora es cuando Aureal se pone totalmente baboso y pide a esos cuantos aludidos que pinchen en su nombre.

Jose

Pedro

Miss Brinken

David

JQ

Andrés

Elena

Woed

No sé si estaré aquí dentro de un año, pero de ser así estoy convencido de que volver a preparar puto post de aniversario como éste, me llevará muuucho más tiempo.

La mesa del fondo, por favor

Image Hosted by ImageShack.us

No se puede viajar a los Estados Unidos en busca de "experiencias culturales estimulantes". Pero si nos empecinamos, el sitio más interesante en ese sentido debe ser Boston. Hecha de mortero con pedazos del siglo XIX, y ecos europeos en sus peores (mejores) garitos.

De Boston son Dresden Dolls. Para lanzar su primer y homónimo disco, este duo no ha tenido más remedio que buscar un origen convencional para su banda. Lo habitual para que la prensa se de por satisfecha: "Amanda era cantante y pianista, Brian tocaba la batería y, después de dar tumbos en varias bandas, en el 2001 decidieron formar..." Pero sus seguidores más inquietos cuentan una historia diferente.

Historias que les convierten en un trasunto de William y Dru. Rumores que sitúan a la pareja en plena República de Weimar. Actuaron en los peores cabarets, exprimiendo cada instante de un hedonismo que a todos se les escapaba entre los dedos. Cuando paró la música desaparecieron. Poco después trasladaron su espectáculo a Nueva Orleans, y con el nuevo siglo hicieron de Boston su hogar. El nombre de su nueva banda es sarcasmo y guiño a su historia: Dresden fue una de las ciudades alemanas más castigadas durante la guerra.

Como en las mejores parejas artistas, Amanda es la estrella y Brian, pese a ser imprescindible, ocupa un papel de apoyo. Su batería complementa los temas, pero el elemento más destacable y original es el piano de la señorita Palmer. Todo en su música grita decadencia: la austeridad instrumental (batería, piano y gritos), la estridencia, sus letras sobre niños mecánicos y desamores mal perdonados…

Rock Gótico, Punk, Cabaret, Rock Alternativo. Lo que podría ser una etiqueta para la revista más pedante es en realidad un sonido distinto. Algo nuevo pero que funciona como el mejor aparato de la era Steampunk. Amanda se ha quedado tocada por un montón de influencias, también musicales. Por su música se dejan caer la Dietrich, PJ Harvey, Tori Amos o Kurt Weill, como viejos amigos que se pasan a saludar, dejando su granito de arena pero hacíendose a un lado: las estrellas son Fräulein Palmer und Herr Viglione.

Escuchándoles cuesta muy poco imaginar a una pequeña Amanda, subiendo al desván en una tarde de marzo para revolver en el baúl familiar y probarse vestidos, sombreros, collares que le llegaban a los tobillos y un carmín con el que mancha su boca. (Vale, seguramente Brian hizo algo similar, pero la visión no es tan glamorosa). Tal entrenamiento se ha transformado en unas actuaciones espectaculares, donde se entregan del todo al público con un look - por fin - original, gotico-weimaresco. Vaya, puede que no esté todo perdido en el gremio.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Esperándote (I) - Hans Bellmer

Image Hosted by ImageShack.us

Hans Bellmer (Katowice, 1902 - Paris, 1975) pasó su infancia en un limbo. Atrapado entre un padre tiránico y los tiernos cuidados de su madre. Cuando su progenitor acabó eclipsando cualquier afecto, Hans empezó a temer. Y a odiar.

Image Hosted by ImageShack.us
Poupee (1934)

También supo ver. Vio cómo su madre amaba al tirano que la había desposado, a pesar de su violencia y crueldad. O probablemente a causa de ello. Una sublimación, una pulsión tal vez. Seguramente una excusa para moldear su futuro en base al dolor consentido y la belleza que otorgaba las mujeres.

Image Hosted by ImageShack.us
Poupee 2 (1934)

Hans supo poner a prueba esas teorías en su laboratorio vital: un jardín secreto. Decorado con juguetes rotos y viejos souvenirs, este refugio al margen de la furia fue patio de recreo para Hans y su hermano pequeño Fritz. Y también para una sucesión de muchachas que se unieron a sus juegos sexuales de dolor y caricias tramposas.

Image Hosted by ImageShack.us
Poupee (1935)

Su padre también pinchó esa burbuja de felicidad. En 1923 envía a Hans a la Technische Hochschule de Berlín para que aprenda Ingeniería. Hans planta cara y deriva sus estudios a un campo no menos farragoso, pero sí más polémico: la política. Los cantos de sirena le son proferidos por Marx y Lenin.

Image Hosted by ImageShack.us
El Pétalo (1969)

Un paso más allá: un año más tarde se une Movimiento Dadá de la ciudad. Se sentía muy cercano a George Grosz, quien le enseña dibujo y perspectiva en medio de la humareda de discusiones y tertulias. Cuando no tuvo nada más con que instruirle, dió una última indicacion a Hans: abandona los estudios y haz aquello que deseas. Ataca, insulta y maltrata a la sociedad.

Image Hosted by ImageShack.us
Celda de Adobe (1968)

Su talento artístico era precoz y muy notable. Gracias a él comienza a diseñar anuncios, carteles, portadas para las novelas dadaístas. Y mujeres. Jóvenes pubescentes, hinchadas y deformes. Era sensual, aberrante. Era arte. Así que su padre volvió a tomar cartas en el asunto.

Image Hosted by ImageShack.us
Poupee 3 (1936)

Su padre ya no era tal, sino una figura. Un movimiento que encarnaba lo peor de aquel hombre, pero en una destilación venenosa e imparable. Los nazis no iban a tolerar las desviaciones de Bellmer. Ni su crítica. Con sus posturas grotescas y sus miembros deformes, las poupees eran burlas grotescas del ideal ario.

Image Hosted by ImageShack.us
Poupee 4 (1936)

Hans emigró a París, donde se unió al movimiento surrealista junto a Arp, Ernst, Duchamp y sobre todo Man Ray. Allí continuó entre amigos con su obra, explorando nuevos medios pero con el mismo objetivo. Tras su portafolio de 1934 Die Puppe Bellmer continúa realizando fotos de sus modelos.

Image Hosted by ImageShack.us
Invitación (1939)

No se daba cuenta de su hipocresía. Su crítica social era oportuna, pero también enmascaraba un intento de coartada. Bellmer se oponía al ideal de mujer aria por opresivo y alienante, pero también lo hacia porque le cortaba las alas a su propia sexualidad, que no se había templado desde aquellas veladas en el jardín.

Image Hosted by ImageShack.us
Poupee 7 (1938)

Sus deseos se retuercen en en carne y hueso con una sucesión de esposas y amantes. Una escritora infantil, una bailarina, una experta en literatura y una compañera artista son usadas como modelos, intentando en lo posible adoptar las posturas que antes mostraron los maniquiés. De madera o de carne. Todas son muñecas. Todo fueron juegos para Hans hasta su muerte.

Image Hosted by ImageShack.us
Non Mort (1939)

Juegos...

Image Hosted by ImageShack.us
Ella

Más de veinticinco años después de su muerte, las muñecas de Hans comenzaron a moverse. Sus pasos son torpes, su avance inevitable. Hipnotizan, seducen y matan. Un ladrón y genio, Masahiro Ito, es el responsable de este teatro de marionetas.

Image Hosted by ImageShack.us

En el siglo XXI Silent Hill es el nuevo jardín secreto de estas muñecas. Como antes, aquí tampoco son reales. Son reflejos de pulsiones y deseos, hechos carne que desea ser torturada sin concesiones. Una más de las muchas manifestaciones de nuestros pecados, ahora los de James Sunderland. Egoísta. Injusto. Cruel.

Image Hosted by ImageShack.us
Violación

Hans Bellmer moldeó su arte basándose en los sentimientos culpables que despertó en él su madre. James Sunderland también se dejó llevar por sus peores deseos en un paralelismo sorprendente. La esposa de James padecía una enfermedad crónica que la consumía, necesitada de contínuos cuidados. A los ojos de James, de cualquier hombre, algo así es una aberración. Al hacerla su esposa Mary es quien debía ejercer el rol de madre. Su enfermedad invirtió esa situación. Era él quien debía dispensar atenciones y afectos, estar siempre a su lado, no desfallecer. Cuidarla como sólo una madre podría (debería) hacer. James no pudo soportar un papel que no era el previsto. El normal. Así se quedaba sin una madre y una amante.

Mientras Mary dormía James la asfixió con una almohada.

Image Hosted by ImageShack.us
Soy

Ahora se enfrenta a esos pecados y repite su catársis. Es excitado por sombras de aquella que en vida le daba asco. Las desea a todas y cada una. Obligado, seducido para volver a matarla. Siempre a Mary. Con su maldita enfermedad, la misma que ahora pudre a estas hijas. Golpeándola. Repudiándola. Una y otra vez.

Rachel y Aidan

Image Hosted by ImageShack.us

Qué ganas de bostezar me entran cuando oigo las tonterías snob, las de esos que anteponen una visión cinematográfica, la japonesa por ejemplo, a la occidental. Qué tendrá que ver. Visiones distintas y diferentes modos de proceder.

El cine japonés cuenta con el público, en el sentido de que le supone con un mínimo bagaje cultural. Apela a referentes compartidos por todos, como son elementos religiosos, del manga, de la cultura general... Al conocer, pueden aceptar. Cosas como un final Deus Ex Machina o que un protagonista de un drama sea un medium con poderes telepáticos.

En occidente, en este caso USA, los realizadores se mueven bajo otros códigos. El esquema Planteamiento - Nudo - Desenlace es llevado hasta sus últimas consecuencias, para lo bueno y lo malo. Lo malo puede ser un exceso de explicación, una redundancia visual y dialogada. Lo bueno viene cuando esa narración se basa en la transmisión de significados de forma más abstracta, con respuestas visuales que enriquecen una película añadiéndole nuevas capas.

Pero mezclar ambas visiones con un realizador japonés haciendo una versión occidental... ay qué malas son las mezclas. Qué resaca dejan.

El jueves fui a un minimaratón de The Ring. Lo que gané en continuidad viendo las dos películas seguidas lo perdí en una cuesta abajo de calidad. La Señal es el remake más digno y resultón que se ha hecho del dichoso nuevo terror japonés. Me fijé en nuevos detalles, referencias que se me habían escapado. Unos mimbres muy buenos y una narrativa visual que no me cansa: que la vida de Rachel termine con un ocaso, mostrarla a ella y a su hijo como dos cuervos perdidos en una tempestad, ciertas miradas con eco, el color sepia y gris que se contagia desde el pasado hasta el momento actual...

Y luego ví la Nakatada. El director de Ring 2 se contagia del virus del funcionario y se limita a plasmar un guión normalito. Joder, si tan cansado está de The Ring, ¿para empezar por qué acepto hacer esta entrega? Ni narrativa, ni significantes, ni estilo ni na. Da la impresión de que este señor se ha estado tocando sus orientales cojoncillos mientras la segunda unidad hacía lo que podía. Las secuencias más poderosas fueron destripadas en uno de los trailers más explícitos de los últimos tiempos, que además avanzaba el argumento punto por punto: regreso-posesión-sustos-sacrificio-todo acaba. E incluso el final es vilmente ripeado de Ringu 2. ¡Y para redondear el pastel, sustos de volumen, que siempre funcionan! Me molestó la explicación del nuevo vídeo mortal: si en la anterior cada imagen cobraba un sentido, literal o metafórico, aquí todo se ventila en un puto libro. Bien, para hacerlo así... ¿qué sentido tenía incluirlo? Y eso que el diario en sí mismo es una pieza autocontenida de significado por incluir imágenes como esta.

Y aun así, pienso que Ring 2 es mejor película de lo que creo. Al margen de sustos baratos, de la burda iconización de Samara - transformada en un trasunto de los stalkers sobrenaturales más conocidos - y en general de la poca imaginación de Nakata, creo que hay algo más. Algo que ha sobrevivido a las zarpas de productores y director.

Es la inmensa tristeza que Rachel y Aidan transmiten durante todo el metraje. No es casual que sean el núcleo de la película, y que todo lo demas sea no ya satélite, sino ajeno a ellos dos. La maldición es evidente: están solos. Totalmente solos. Es una lepra que les hace tan dignos de lástima como Samara. El mundo sigue ajeno a ellos, que se bajaron en marcha hace tiempo. Madre e hijo son también fantasmas, que fingen llevar una vida normal hecha de papel y sonrisas forzadas.

Algo es algo.

P.S.: el niño es inmenso como actor. Y casi tan buena es la página pseudo-oficial, She Is Here. Una panda de jovenzuelos ha distribuído el vídeo por todo el país (como se vío en ese fantástico corto hecho de escenas descartadas del dvd de The Ring), y hacen porras sobre cuál será el próximo en palmar. Con historias sobre aquellos desdichados que han visto el vídeo, experiencias según cada uno de los siete días, y muchas de esas fotos distorsionadas tan chulas. No, Nakata no está entre los afortunados...

Image Hosted by ImageShack.us
Pero vosotros, amantes de
lo Retro, no escaparéis
de Samara!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres