Blogia
aureal

Horas perdidas

Horas perdidas Soledad cínica, necesidad, reacción química, idealización o simple encoñamiento. Sea cual sea la razón, cuando me pillo por una chica me da muy fuerte. Llega casi a la obsesión (sin casi: cuando reuna ánimos hablaré de I.). Y como no soy ni tan guay ni tan horrible como me creo, me guían los mismos impulsos que a cualquier tío medianamente romántico. Aquellos que no tenemos o creemos no tener un exterior despampanante - tanto físico como en forma de ser - nos movemos por otros caminos: los de las palabras y los sentimientos. La boba ilusión que depositamos en esa persona (minus Ap., claro) nos enciende un deseo: el de compartir con ella lo que nos gusta de verdad. Y que - al menos en mi caso - no se trata de imponer unos gustos a esa persona, ni de amoldarla a los nuestros, para que así tengamos algo que compartir. No es sino decirle cosas, por medio de las emociones que nos evoca lo que nos gusta. Y qué mejor ejemplo que grabarle una cinta (ahora cd) de Nuestra Música.

Rob Gordon, el alter ego que todos quisieramos tener, lo explica mucho mejor. Grabar una cinta a una chica es un arte complejo, exigente, muy meditado. Tienes que empezar con algo fuerte, y a partir de ahí subir aún más. Y arropada por el resto de los temas, como corazón de la recopilación, hay que poner "esa canción" que estáis pensando. Hay que tener en cuenta que estamos usando las palabras y música de otros, con un doble objetivo: reproducir a otra persona las emociones que nos producen esas canciones, y a la vez transmitir lo que sentimos. Y si la agasajada tiene inteligencia de veras, hacerle ver por qué son tan especiales esos temas.

Con los años he perfeccionado mucho el sistema. Mis primeras cintas eran efectivas pero algo toscas en su selección: metía canciones muy directas, de emociones destiladas, pero elegidas sólo bajo ese criterio, y encima con un par de temas "de refresco". Más adelante dejé de mezclar asuntos dispares, y traté de hacer una cosecha de canciones no disonantes, hilvanadas, pero a la vez únicas por lo que transmitían. Los flecos finales fueron deshacerme de cualquier canción que no pegase, y ya en los últimos tiempos prestar atención a las letras. Estoy convencido de que ahora podría hacer la Recopilación Perfecta Aureal, capaz de definirme perfectamente y a la vez decir exáctamente lo que yo quiera. Una cinta más y sabré "Cómo ser John Cusack".

La ilusión es un ingrediente clave. No puedes hacer estas cintas para amigos, conocidas o pareja (salvo si es la mujer de tu vida, blablablá). Si haces una recopilación así para alguien que no te haga tilín, cogerás unas cuantas canciones buenas al tuntún y hala, déjame en paz. Necesitas estar motivado como un salmón corriente arriba para ver exáctamente cuáles son las canciones. Y también para que se dé una paradoja: estas loco por esa tía, pero ¿estas dispuesto a compartir con ella este tema? ¿No es "demasiado bueno" para ella?

Estas compilaciones están casi siempre llamadas a fracasar. Quizás porque si algo es tan especial para tí, no puede serlo para otra persona. Lo que nosotros vemos no lo ven a veces los demás. O en mi caso quizás sea porque me fijo en necias, personas que usan como slogan lo de la importancia de los sentimientos sin saber lo que son en realidad. Pero siempre hay excepciones si has llegado a ser un experto. A mí me bastó un-solo-tema para decirle a una chica (L.) todo lo que sentía, el daño que me hacía y lo que estaba logrando hacer de mí. ¿La canción? Algunos la habréis escuchado hace poco: "Rest in Peace", cantada por el líder de Ghost of the Robot. Lo pilló todo al vuelo.

Ya no hago recopilaciones. En cada una he puesto más ganas, atención y calor que en la anterior, y la hostia consecutiva ha terminado por joderme el oído. No, gracias. Una nueva cinta sería demasiado estupenda como para volver a fracasar. Además no tengo ilusión para hacerlo. No tengo a quien.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Patch -

Yo creo que es que no entendí al pavo ese

Viru -

Y hasta el Yodel tiene su punto. Oasis no, claro.

Aureal -

¡Pero cómo son las mujeres con los temblores! Si pasan de alguien, digánselo sin más. Y si alguien les graba algo, dénle una oportunidad a la música, que siempre les puede aportar algo. A no ser que se trate de una recopilación de Oasis o de yodelei.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Viru -

Pues imagínese si le gustase el AOR, como a mí...

Patch -

A mí una vez un chico me dijo que me había hecho una recopilación como las de alta fidelidad. Aún no he dejado de temblar

Aureal -

Bienvenida! Bueno, no se trata de una cuestión de entrega ni nada así, sino de compartir algo especial con alguien que crees especial. He tenido esas reacciones a "entregarse demasiado", pero nunca a causa de un cd. Ten en cuenta que estas cosas se hacen no ya al principio de una relación, sino antes incluso de que empiece. Si a mi me grabasen un cd ten por seguro que no me acojonaría, sino que le daría una oportunidad. No me obligaría a que me gustase, sino que trataría de ver qué es lo que hace especiales a esas canciones. O al menos, descubrir qué me dicen a mi y transmitírselo a esa persona. Ni más ni menos. Creo que es un gesto muy bonito, y no me parece justo corresponderlo con un desplante. Eso diría muy poco a favor de la destinataria... aunque también poco a favor del "ojo clínico" de quien se lo grabó.

Athena -

Antes pensaba como tú. ¿qué coño hago entregandome hasta las cejas si sólo encuentro tíos cabrones?
Hace unos meses escribí esto. "El problema de las personas que nos damos tanto es que implícitamente estamos pidiéndoles a los demás que se entreguen igual. Pero deberíamos amar a los demás incondicionalmente, a nuestros amigos, a nuestros amores… "

El dia que me graben un Cd empezaré a acojonarme de veras ;) B7s
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres