Blogia
aureal

Finales de Agosto

Finales de Agosto Se supone que estos días tendrían que ser los peores. Lo son, pero no me doy cuenta. Los celebro haciendo alguna putada a mi familia, en una especie de aniversario del fracaso.

Hace ocho años hice una hipoteca con la muerte. Prometí que no me separaría de la gente que me necesitaba.

Han pasado ocho años y no veo nada por delante, y muy poco bueno detrás. Sólo hay algo hacia lo que avanzo, otras dos muertes. Inicié el contrato con una, y me limito a esperar otras dos. Y eso es todo lo que hago en mi vida.

Por la mañana parece que la luz se lleva los problemas, por eso escribo ahora. Porque por el día me puedo poner una careta, mirar a otro lado, "sing a happy song". Pero por la noche siempre me asaltan las preocupaciones. Ahí si que tengo que dar la cara ante la verdad, que cae como una losa. Por eso escribo ahora. Mañana seguiré hablando de lo de siempre, disimulando.

No veo nada. No tengo motivación. No tengo a nadie. Lo más emocionante que hago en mi tiempo libre es vagabundear por las calles. (Tiene gracia, pensaba editar este tipo de confesiones por si las leía "alguien que conociera en el futuro", pero si me estoy desengañando...)Y más adelante voy a estar tan mal, con verdaderos motivos, que paso cada día sumido en el agobio que supone saberlo. No puedo "disfrutar de lo que me rodea" porque no hay nada que merezca la pena disfrutar. Sólo hay tonterías, las mismas de hace ocho años. Con 28 años. A veces deseo que llegue todo, porque entonces ya no tendría motivos para seguir adelante, nadie me necesitaría. Simple y fácil y directo. Antes no puedo, porque hay personas a las que no puedo fallar.

Hace ocho años que hice un contrato con la muerte. Creo que yo mismo estoy muerto por dentro desde entonces. Eso explica por fin todo. Que no me importa nadie, ni nada. No tengo interés real, sólo reflejo. Lo que hago, digo, escribo, veo, escucho o me tiro es sólo para mantenerme ocupado. Como quien mastica algo por los nervios. Sirve para no ver y seguir adelante. Me llevo a varias personas por delante con ello, pero no puedo evitarlo. No tengo nada que suponga una alternativa. Sigo esperando "un motivo para cantar", pero no llega, y ahora lo va a tener mucho más difícil para llegar.

Mientras haya esas personas que cuentan conmigo seguiré con el contrato. Total, qué voy a hacer sino.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

AM -

Aureal, no tengo blog, aunque ultimamente me estoy enganchando a ellas, y hala!, enlazo una con otra, otra con otra... Y todo esto en horas de trabajo, me hace evadirme de estar aqui sentado en la oficina durante un porrón de horas haciendo el tonto delante de un ordenador. Quien sabe, quiza acabe escribiendo una.
De momento las leo, como esta tuya.

Aureal -

Muchas gracias Buddy (¿Bradley?), lo cierto que es que como poco me has arrancado una sonrisa. Tienes razón en todo, aunque a veces no se trata de autocompadecerse o fracasar, sino de que hay algo real y tangible (no una paja mental o una nuera) en tu presente, y peor aun en tu futuro, que te hipoteca muchas cosas. Pero sí, siempre trato de desdramatizar. Es sólo que a veces esto me supera, y tengo que hacerlo todo sin apoyos.

Buddy -

Hey, tío, tampoco es que quiera compadecerme de ti. Me gusta tu blog, esa mezcla de confesiones con comentarios sobre cosas que te gustan es similar al mío.

Yo acumulo un fracaso tras otro, pero me da igual. Intento ser positivo y provocar cosas, hacer lo necesario para que todo pueda cambiar. Y funciona. Quizá no a la primera o a la segunda, pero... acaba yendo bien.

Para nada quiero parecer un manual de autoayuda, pero estoy convencido de que cambiar es posible. Date importancia a ti mismo, cambia la perspectiva con que ves las cosas y tómate tus tropiezos con sentido del humor.

Aureal -

Gracias AM (por cierto, ¿tienes blog?). Lo que pasa es que, escrito así, lo de "hipotecado con la muerte" suena a frase para impactar, y me temo que es en realidad mucho más literal. Aunque me quedo consejo final, y no, no pareces gilipollas.

AM -

Tranquilo, creo que estas tan muerto e "hipotecado con la muerte" como la mayoria. Has escrito algunas frases que en ocasiones he tenido en la cabeza, como -No puedo "disfrutar de lo que me rodea" - .... Eso me ha pasado a mi.A veces me sigue pasando, pero bueno, basta con dejarse llevar un poco y banalizar lo que te rodea sin dar excesiva importancia a nada, no estar encorsetado sin tener que renunciar a quien eres realemente. En fin, parezco gilipollas escribiendo esto... pero me da igual :D
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Aureal -

Aunque no hablaba del trabajo, gracias a todos.

David -

Ay...

Yo creo desde hace batante tiempo que apoyarse en personas, por cercanas que sean, es un Gran Error.

Kedume -

La rutina diaria nos adormece, hace que no pensemos en lo que realmente importa. Yo también me he planteado si merece la pena pasar tanto tiempo trabajando y vivir tan poco. La respuesta es siempre la misma, NO. Le podría dar un consejo, que se refugie en los amigos de verdad, pero es un consejo que ni yo mismo sigo, así que no se lo daré.

Herr Chimpökk -

Tan triste como cierto, ser una pieza más de un engranaje desagradable y acallar al crio de nuestro interior que nos mantenía vivos o al menos esperanzados, algo para lo que la asignatura "Transicion a la vida adulta" de la E.S.O. seguramente no prepara
Parece imposible ser libre o feliz, camaradas...

Woed -

Gran reflexión, que me da la razón en mi teoría de que vivimos como zombis. Vivimos por rutina, por rutina de trabajar ocho horas diarias, por rutina de pagar la hipoteca, la rutina de comer, dormir... y por desgracia el amor verdadero dura poco, más tarde llega de nuevo la rutina, y así un día más y otro.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres