Blogia
aureal

El Misterio de los Cantantes Dislocados

El Misterio de los Cantantes Dislocados Chica del Trabajo: qué, ya habéis picado y empezado a leer, ¿eh?... Bueno, esto es más que nada un Aviso para Navegantes. Estos posts son populares, allende la tierra de los blogs incluso. Pero voy a dejar ese tema pronto, porque en realidad la niña no me gusta tanto. Y porque es como picar adamantium: na que hacer.

Gente que ha leído estos últimos posts, más personales, piensa que mi vida es un pozo de desdichas. No es para tanto: estoy contento desde que hice ciertos cambios, y cuento con dosis regulares de ánimo autoinducidas. Cualquier cosilla me pone una sonrisa, me conformo con poco. Otra cosa es que sea de talante tristón y taciturno. Y otra cosa más es que estos ultimos posts traten un tema que llevo muy mal. Pero nada más.

Pero eh, ¡a veces me río y todo! Por ejemplo hace unos días, víctima de un suceso que pensé jamás se repitiría: los Cantantes Dislocados. ¡Chun-chun-chuuuunnnnn!!

No sé si es una práctica común en otras zonas, pero sólo lo he visto en Madrid. Ocurrió hace unos años, en el metro. Se subió al vagón un gorderas desastrado, con un radiocasette. El look consistía en:
- Greñas
- Vaqueros negros
- Cazadora vaquera
- Deportivas machacadas
- Camiseta rosa de Julio Iglesias.

Entonces el gordi enciende el loro, y suena una conocida canción. El amigo comienza a cantar con voz notable, pero una letra totalmente distinta. El logro mítico consistía en que canción y letra, sin coincidir en ritmo o rima, encajaban a la perfección. Vean:

Image Hosted by ImageShack.us

Imaginen a los que íbamos en el vagón. Luego pidió, claro, y yo le dí casi todo lo tenía suelto, mientras me enjugaba las lágrimas y me masajeaba los carrillos.

Hete aquí que llegamos al pasado lunes. Entro de nuevo en el metro hacia Atocha, y veo que los viajeros se están despollando. Es entonces cuando reparo en un zarrapastroso que cantaba muy bien. Esta vez el look era de homeless, con botellón asomando por el bolsillo de la chaqueta y todo. El amigo también lleva un loro. También sonaba una canción, estavez la de la Lambada. La letra que cantaba era de Celtas Cortos, aquellos Rage Against the Machine patrios. Y de nuevo todo encajaba de puta madre:

Image Hosted by ImageShack.us

Hasta ese momento estaba en un mal comienzo de semana, pero cuando el tío superaba al propio Juan Perro, diciendo "yy cccae sobbbre tí nnna maldi-ciónnnnnn..." no pude aguantar la risa. Yo, riendo con ganas un lunes, en el metro.

Por supuesto le dí todo el suelto que llevaba.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Viru -

Jo, a ver si me lo encuentro yo!!! Dígame horas y días, porfa!! En mi blog contaba lo del andino de Modern Talking, pero vamos, es que esto lo deja corto! :D

Aureal -

¡Anda que menudo bicho estás hecha! A ver si la que va a picar eres tú, avispilla :p
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Scarlett Witch -

Vaaaaaaaya, así que existe la alegría en tu vida...

¡¡Y hasta te ries!!
Para que luego digan que no existen los milagros...

Tu lo que tratas es de dar pena, jodío, a ver si pica alguna...

XDDDDDDDD

Pink Goebbels -

Al menos no se trata de huamaqueños o payospony que, flautita en ristre, nos meten un trocito de los Andes por cojones, via eustaquio.
Lo del pseudo karaoke este que comenta bien merece un reportaje en Nosolomúsica xD
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres