Blogia
aureal

Los coinosseurs, esos cretinos

Los coinosseurs, esos cretinos Hace un par de días se publicó este post en el blog de ADLO.

Aunque es una de mis visitas diarias, rara vez he dejado un comentario en el blog de los adláteres. El comentario me supo a poco, así que lo traslado aquí, junto con la cuestión. Después de todo, estoy también clasificado como blog sobre comics.

La cuestión se llama Marjane Sartrapi, autora de Persépolis. Sí, ese comic. Pero podría haberse tratado de Maitena, Spiegelman o Pekar. Va mucho más allá de unos nombres, sino de en nombre de qué son dadas a conocer ciertas obras.

Es fácil, casi inevitable, que cuando tienes una afición muy importante, trates de compartirla con las personas que te importan. Hacerles ver por qué ese algo es importante para ti. Y qué ejemplo más paradigmático que comprarle comics a una neófita (si alguien conoce el caso inverso, por favor que lo comunique). Un amigo, como tantos otros tios, decidió tirarse a la piscina. Así que comenzó a regalarle a su pareja comics de cuando en cuando. Lamentablemente se dejó llevar por sus miedos y optó por el inevitable pero falso binomio obra de prestigio / obra de moda. De entre los primeros cayeron Ghost World o Buda, mientras que del segundo tipo fueron Scary Godmother y sí, Persépolis.

Repasemos la lista de cagadas:

1 - Insultar a la inteligencia de la destinataria al suponer que no sería capaz de entender el material más hardcore que manejaba el chico.
2 - Pensar que, por tratarse de un comic prestigioso, es forzoso que guste.
3 - Suponer que, al ser una obra con eco mediático, no puede ser mala.

El balance no fue malo: Ghost World la indignó (por el personaje de Enid, que le cayó francamente mal), Buda la encantó, Scary Godmother la aburrió y con Persépolis dijo... "pues bueno".

Ese es nuestro error. Seguirles el juego a los que no saben, darles la razón. Dejamos que nos quiten atribuciones: el humor gráfico no es comic, trae aca. Las tiras cómicas tampoco, trae. ¿Costumbrismo? Hmmm... Recursos extrapolados para hacer una caricatura vital. Tampoco es comic".

La inmensa mayoría de los comics que consiguen un eco mediático, ¿lo hacen por su calidad como obra o por sus circunstancias? Esas obras son referidas en medios mayoritarios por diversas razones: una adaptación al cine, un premio, un dato lo bastante curioso, una polémica. La anécdota que sirve para llenar huecos en un cierre, o para sentirse diferentes, culturales. Nos dicen hablamos de comic, pero sólo si queda bien.

La condición de producto prefabricado de la Sartrapi es indudable, aunque sea postfabricado. Y es una condición peligrosa, porque confiere un estatus de seriedad y obra realmente adulta a una obra que como comic es pasable. Toca un tema interesante desde una perspectiva personal. No tiene un guión horrible o un dibujo penoso, pero como comic es mediocre. El hecho de que sea mujer es anecdótico; si no lo fuera, se buscaría otro aspecto que explotar o promocionar: el comic costumbrista de un gay iraní, el comic costumbrista de un minusvalido iraní, dibujado con los pies... Joder, ahora que lo pienso, ¿cómo han pasado por alto a Julie Doucet? "Obra con tintes autobigráficos sobre una esquizofrénica aficionada a las drogas. ¡Realismo! ¡Drama! ¡Sexo con hombres mayores!"

No se trata de robarle su puesto en el mercado: se lo merece. No así su posición de referencia. Con Persépolis y con otros tantos productos alabados por inducción se busca una coartada social y, por supuesto, intocable por la dictadura de la corrección política. Un plus de promoción que lo haga destacar por sus circunstancias de producción, y no tanto por su calidad como obra. Un gimmick, en el fondo. Y por supuesto, algo que lo aleje lo más posible de los sucios e infantiles tebeos. Porque ni esos autores ni los medios que les dan alas aman el comic. Y se nota.

Es una excusa para subirse el puente de las gafas y darse importancia. Y está basada en cosas que no tienen gracia, pero que son sacadas de su contexto en un afan promocional y de rabieta por popes, gafapastas, feriantes y tías con ganas de quemar el sujetador. Es buscar un bombazo hecho de oportunismo, polémica y sensacionalismo. Un Onehitwonder cultureta, que gane premios a dedo. Utilizar esa coartada para vender y dar una pátina de cultura es lo verdaderamente ofensivo. Y lo peor es que con eso nadie se rasga las vestiduras...

Como señala Hellblazer, los medios no tienen la menor idea de comics. Se le da cabida en sus páginas por unos valores añadidos, sin importar la verdadera calidad del producto. No se trata ya de la injusticia y el agravio comparativo, contra obras y autores que no obtienen una difusión que, ellos sí, se merecen. El problema es que se da un estatus de calidad indiscutible a esa obra (con efecto de reverberación dado el alcance exponencial de esos medios), al margen de sus méritos en el campo del comic.

Es curioso que aquí no se dé el malditismo del que tanto gustan los culturetas, aquellos que sólo disfrutan de música o cineastas si son casi desconocidos, casi sólo para ellos. Al contrario: sus comics son buenos si tienen premios tras ellos, si han obtenido un eco en la prensa. "Mira, ganadora del Certamen de Nuevas Autoras de Harkovnia, es muy bueno."

Nosotros no somos ignorantes. ¿Por qué en cambio somos vergonzosos? Los comics no son mejores o peores por sus reseñas. Un comic no es mejor por intentar no ser un comic y así ser acogido entre la autoimpuesta élite cultural. A esa persona con la que se quiera compartir algo no le va a gustar más porque venga comentado en Rockdelux o Tentaciones. Le gustará (o no) por lo que ese comic le transmita, al igual que una película o un grupo. The Ultimates / Adolf/ Odio. Dimmu Borgir / Nick Cave / Rock City Morgue. Matrix /Goodbye Lenin / Electric Dragon 50000. No se debe hacer caso de proclamas (in)cultas. Se comparte, se comenta, se discute.

Podremos acertar o no, pero seamos consecuentes, no condescendientes.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

14 comentarios

D. Julito -

Me he sentido muy identificado con "la coartada". Yo mismo lo he utilizado en más de una ocasión ("mira, Maus es Premio Pulitzer") y, siempre, al final, he sentido que estaba disculpándome o encubriendo mi afición al cómic ante gentes que no conocen el medio.Tiene ud. razón: no se necesitan cómics con buenas críticas ni Premios Pulitzer para convencer a nadie ni para aupar una obra sobre otra.

FE DE ERRATAS -

(donde va "justificándose" tendría que leerse "avergonzándose).

JQ -

Me parece muy coherente lo que comentáis. Los medios no ven el cómic como un arte autosuficiente: tienen que justificar su aparición en sus páginas, como justificándose (una adaptación al cine, un tema comprometido). A mí, por ejemplo, me da mucha rabia ver las reseñas "elitistas" que se hacen en El Cultural de El Mundo. Pero bueno, para solucionar eso estamos nosotros.
Lo malo es poder andar la senda que limita al blog de friki.
Y pasando a Satrapi, a mí me ha gustado todo lo que he leído suyo, especialmente Persépolis. Quizá el más flojo es Bordados.
Y en cuanto a las lecturas para neófitos, yo pasaría total de todo prejuicio en cuanto a "obra de prestigio", obra de moda, etc. Yo a cada persona que he iniciado lo he hecho con obras diferentes, según pensé que le gustarían. Y, asombraos, incluso hay gente a la que no le gusta Sandman. ;)

absence -

A mí es que Persépolis me gusto mucho. Así que para mí es esupendo. Esto de los gustos es complejo y tiene un doble filo porque luego está el otro pelígro: que porque sea mediático o elitable ya no guste. El gran problema de Persepolis es arrejuntar el tema feminista y lo islámico. Aún así, no es políticamente correcto.

Trashi -

Maitena mal, sí. Fatal. En eso todos estamos de acuerdo, ¿verdad? ¿Todos?

Aureal -

Gracias. ¡Tu comentario más largo!
A ver. Al final parece que se me han diluido los temas: medios y mujeres.

Persépolis no está mal. Pero eso lo mejor que se puede decir del comic: toca un tema que es de interés, aliñado con hechos personales (reales o no, esa es otra); pero... es una historia que ha usado un medio que muchos amamos, pero no creo que la autora lo haga. Es más, no me quito la imagen de la Sartrapi en Paris, con una bufanda y vistiendo a la moda, con mohines de autosuficiencia...

Eh, que me desvio. No es que la Sartrapi deba amar el comic, ni ningún autor. Es deseable, no forzoso. Pero en su caso es un perjuicio añadido al hecho de que no tendría la repercusión que ha obtenido de no ser por esas circunstancias.

Vale, voy a unificarlo todo: el eco mediático de casi todos los comics es inmerecido en muchos casos, erroneo en casi todos. Un comic sale en la prensa (incluso a veces la especializada) o la tele por la anécdota, no por su valor. Y si muchos tienen la estupida verguenza que se ha inculcado por medio de las tácticas goebbelianas de Los Cultos, buscamos una coartada mediática que haga válida un comic a los ojos de un novato/a. "Si ha ganado premios seguro que le gusta. Lo han elegido comic del mes en (hmm) El País, así que debe ser bueno." Y así pasa lo que pasa. Y así nos luce el pelo.
Joder con el sexismo y la condescendencia, la nuestra y la de los medios. Regalad a esa persona vuestro comic favorito, da igual que sea un recopilatorio de Max, la Saga del Traje Alienígena o Video Girl AI.

Elena C -

"Y qué ejemplo más paradigmático que comprarle comics a una neófita (si alguien conoce el caso inverso, por favor que lo comunique)".

Pues bien. Yo lo comunico. Más de una vez he regalado cómics a neófitos pero lo cierto es que muchas más veces ha sido a chicas. Pero mi criterio nunca ha sido el de buscar lo asequible sino el de encontrar contado en cómics lo que sé que en literatura, cine o música les interesa. Que hay analogismos para casi todo.

Todavía recuerdo la bronca que le metí a un editor que, sin conocerme de nada, me quería vender su revista porque salía Juan Berrio "y gusta mucho a las chicas".
O el eslogan que usó La Cúpula para vender Ghost World: "¿pueden las mujeres leer cómics?", cuando lo que querían decir es: "¿pueden por favor las mujeres comprar cómics para que esta industria nose hunda?".

Yo no quería leer Persépolis por lo que se supone que es. Y no fue hasta que me encargaron un texto sobre Satrapi para Vanidad que me los compré y leí todos de un tirón. Tuve que olvidarme del estigma que lleva encima para disfrutarlo un poco. Y me gustó, aunque no entiendo a qué esas ventas millonarias. (Como tampoco las de El Gato del rabino de Sfar). ((En realidad es que no entiendo a la gente, vaya)).
Pero una de las cosas que más me revienta es cuando se me acerca una chica y me prgunta ¿te gusta el cómic?, y después ¿has leído Persépolis? A lo que está bien responder ¿Y tú Uzumaki?

Ah, y pocas cosas odio más que a una mujer que le guste Maitena.

En fin, tampoco he aportado nada en claro. Pero bueno, este post me ha gustado mucho.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Txisko -

Por mi escasa (pero alguna al fin y al cabo) relación con el mundo editorial, y viendo durante cerca de cinco años como funciona eso (primero como simple aficionado y ultimamente más de cerca/por dentro), la principal razón del exito de algo (en el campo que yo conozco hablo de libros/escritores) radica más que nada en el trabajo del representante/editor/promotor. Muchas veces no importa la calidad de un texto sino lo bien que se lo curre el representante para venderlo al publico/editorial/mayorista/etc. Así se ven auténticos bodrios publicados por editoriales mastodónticas, y en cambio joyas perdidas en editoriales diminutas.
Por tanto, según mi experiencia, aparecer en medios no es sinónimo ni de calidad ni de prestigio: simplemente indica que ha habido una buena labor de promoción.

Hellblazer -

Tu post en Adlo! fue, sencillamente, demoledor. Desentrañó el asunto con una elegancia y claridad insuperables. Mi más profunda admiración por tu claridad de ideas y de expresión, de verdad.

Viru -

No ha hecho más que expresar algo que yo he comentado en la tienda en la que curro mogollón de veces, y la gente se extraña de que me moleste. La sensación con la que se queda uno es la de "cuidao, que esto AUNQUE sea un tebeo es profundo y mola", y es una actitud que me revienta.

R. -

Lo de regalar Ghost World es de risa, pero he de decir, asumiendo el tópico en todo momento, que lo he regalado a amigas varias. Casi siempre sin interés erótico, las cosas como son, y porque fue un tebeo que me emocionó y que creía que les podía inspirar violentamente. Me la sudaba el prestigio de la obra, pero sabía que a esas chicas les iba a ser más fácil entrar en ese que en otro material que manejo, de la calidad artística que fuera. Aún hoy pondría la mano al fuego, porque los tópicos lo son porque se cumplen. Fallé una vez de... no sé, de cinco, creo, pero eso es lo de menos. Lo de más es que dos de esas chicas -y puede que tres- hoy consumen cómics con toda naturalidad, como siempre habían hecho con la música. Y yo me doy con un canto en los dientes.

Y miren, en RdL no creyeron interesante dar la necrológica de Georges Pichard, por ejemplo, y en un periódico se habló por fin de Ghost World cuando vieron que había una peli en marcha. Los medios no tienen ni puta idea. Especializados o no, y se trata de colarles goles, no de que nos los cuelen ellos a nosotros.

Por lo demás, sigue sin apetecerme en absoluto leer Persépolis, aunque se me ocurre un montón de gente que no lee cómics y que ese lo leería porque es el producto que es. Y no me parece mal que alguien se lo regale. Yo paso.

Aureal -

No, se ha confundido. No se trata de que algo sea bueno porque sea aceptado por el sistema o por el contrario, conocido por cuatro pelagatos. Se trata de valorar cada obra en sí misma, y no por su eco en los medios, especializados o no.

Y Odio será genial hoy y siempre. Y eso que ya hay soplapollas multiculti que lo quieren poner mal, decir que ha sido mala influencia, ramplón... De hecho, hay por ahi un gilipollas de cierta notoriedad afirmando que el éxito de Odio es inaudito, "tratándose de un comic que cualquier podría hacer".

Tones -

Me gustaría añadir algo, pero suscribo sus palabras al cien por cien. Aún así, no caigamos en la trampa de rechazar lo aceptado por sistema. "Odio", creo yo, nos gusta a todos, y hay pocos comics tan sencillos y asequibles para la masa como eso.

Togusa -

A mi me gusta Persepolis, pero Pollo con ciruelas no he sabido por donde cogerlo. Tenía que haber comprado Yo soy legión, que por lo menos se que tiene dibujos bonitos.

Alguien me echo en cara una vez que prefiriera el "Hulk hetero" de Ultimates al Jimmy Corrigan: el niño mas aburrido del mundo. Pues nada, sere idiota, pero admiro el dinamismo, la emoción, los matices y la planificación de Millar y creo que Jimmy Corrigan es un ejercicio de estilo vacio, pretencioso y aburrido.

Y pregunto, ¿porque Mis circunstancias está mucho mejor considerado que Genesis Apocaliptica si el segundo le da mil vueltas? Señores, lo facil es la autobiografia: es la buena ficcion lo que es dificil.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres